Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe contabiliza 450 extranjeros sin atención sanitaria en el último año

Médicos del Mundo asegura que aumenta los casos de "vulneración de los derechos"

Más de 450 personas extranjeras sin permiso de residencia se han quedado sin atención sanitaria en la Comunidad Valenciana en el último año a consecuencia del Decreto Ley del Gobierno de Sostenibilidad del Sistema Sanitario -que entró en vigor el 1 de septiembre de 2012 y restringe drásticamente el acceso a inmigrantes sin papeles-, y por problemas administrativos.

Así lo recoge el Observatorio de Derecho Universal a la Salud de la Comunidad Valenciana (Odusalud), que en su último informe -de los meses de junio, julio y agosto- ha recogido 65 notificaciones de incidencias sanitarias en la autonomía, la mayoría de personas procedentes de países del Este de Europa y latinoamericanos.

Odusalud presenta hoy los datos de este último informe durante la celebración de unas jornadas en las que, bajo el título El derecho a la protección de la salud en la Comunidad Valenciana, se abordarán aspectos como el Programa Valenciano de Protección de la Salud, la facturación de la asistencia sanitaria o las implicaciones legales de la normativa actual.

El presidente de Médicos del Mundo, Rafael Sotoca, ha asegurado que la situación durante el último año ha sido "desastrosa" y confirma que desde la entrada en vigor del decreto ley "se ha incrementado el número de casos de vulneración de los derechos".

Así, las incidencias más frecuentes han sido por falta de acceso a la atención médica y a los medicamentos o no ser atendidos por no haber firmado el documento de compromiso de pago.

"Lo que hemos vivido en el último año significa que la vulneración de derechos no era un efecto casual, sino una tendencia clara y una situación constante que nos hace pensar que desde que se puso en marcha la medida no ha habido nada que la modifique", ha asegurado Sotoca.

El último informe evalúa un periodo de menor actividad, al abarcar los meses de verano e incluir la puesta en marcha, el 2 de agosto, del Programa Valenciano de Protección de la Salud de la Generalitat.

En este periodo las notificaciones han sido 65, de ellas siete de menores de edad, la mayoría de origen rumano y que, a pesar de pertenecer a la Unión Europea, no han podido ser atendidos por un problema administrativo, ya que no cuentan con la documentación que le da derecho a recibir la asistencia sanitaria.

El presidente de Médicos del Mundo ha denunciado la falta de información a los afectados, una "desinformación que genera incertidumbre y, ante ella, prefieren aislarse y no acudir a un centro porque dudan si se les va a cobrar o a atender".

Además, la interpretación del decreto ley, según ha dicho, ha sido "diferente en unos sitios u otros, tanto dentro de la Comunidad como dentro de un propio centro de salud".

A su juicio, la solución a esta situación es "volver al aseguramiento universal y con cobertura para toda la ciudadanía". "Tenemos que volver a la tendencia anterior y mientras, seguir atendiendo a la gente que lo necesita y en iguales condiciones que los demás".

Sotoca ha explicado que el Observatorio vigilará la puesta en marcha del Programa Valenciano de Protección: "Esperamos que funcione y la gente pueda tener acceso a la asistencia sanitaria".