Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprendizaje para toda la vida

Jornada de Innobasque dedicada a las buenas prácticas en la enseñanza

Asistentes a la jornada de mejora en la educación, promovida por Innobasque.
Asistentes a la jornada de mejora en la educación, promovida por Innobasque.

La jornada “Aprendiendo a innovar”, enmarcada en la 30ª edición de “los Martes de Innobasque” que organiza una vez al mes la Agencia Vasca de la Innovación, ha dado a conocer buenas prácticas que se están llevando a cabo en Euskadi sobre modelos de aprendizaje innovadores que combinan la tecnología, con la diversidad, la inteligencia emocional, la evaluación por competencias y la interacción de la escuela con el entorno. También se ha puesto de manifiesto que el aprendizaje no es exclusivo de los centros docentes ni de una etapa concreta de la vida de las personas, sino que es un proceso que tiene lugar a lo largo de toda la vida.

Sabin Azua, socio director de B+i Strategy ha abogado por reforzar el sistema educativo para afrontar con éxito los retos de la sociedad y promover una “auténtica revolución” del mismo “generando mecanismos favorecedores de una cultura y una praxis de aprendizaje a lo largo de la vida”, apostando por que el sistema educativo se convierta en el principal vector de competitividad gracias a la permanente búsqueda de la excelencia, la asignación de recursos y estrategias transformadoras a largo plazo.

Sobre el aprendizaje a lo largo de la vida ha hablado también Pablo Garaizar, coordinador de la Cátedra Telefónica-Deusto, quien ha contado que trabaja para aportar nuevas formas de emplear la tecnología para la mejora de los procesos de aprendizaje, así como probar cuáles de las innovaciones tecnológicas recientes suponen realmente un avance. Se trata de laboratorios remotos o los MOOC (Cursos Online Masivos y Abiertos) y metodologías como el aprendizaje basado en juegos (gamificación) o el desarrollo de competencias para tratar de cubrir las necesidades de aprendizaje del mayor y más diverso conjunto de personas.

Por su parte, el Instituto de Educación Secundaria Miguel de Unamuno, donde se ha celebrado la jornada, es uno de las trece centros que está implantando desde hace unos días el proyecto piloto Hauspoa, impulsado por el Gobierno vasco, que pretende mejorar la calidad mediante el aumento de la autonomía de los centros docentes, promoviendo una mayor participación del alumnado en las actividades no lectivas. Asimismo, la directora de Lauaxeta ikastola, María Teresa Ojanguren, ha hablado de la evaluación por competencias y cómo en su centro lo hacen a través de un software. Esta evaluación ha cambiado la cultura del aula, donde han surgido nuevos escenarios gracias al trabajo por proyectos que han sido enriquecidos con los valores de la innovación: cooperación, apertura al cambio, conocimiento sistémico y globalización. De este modo, la ikastola ha definido qué indicadores serán medidos en todas las asignaturas, poniéndolo en conocimiento del alumnado y sus familias, de forma que todos perciban y conozcan la importancia de las competencias previamente definidas y que serán medidos por ello. El centro de innovación del Colegio Urkide ha desarrollado una metodología para enseñar innovación en el aula. Este centro considera que la innovación se asienta sobre tres bases: emprendimiento, difusión y creatividad. Para trabajar sobre este último aspecto han creado una serie de técnicas transversales en las que ponen el énfasis en valores previos tales como que todas las personas aportan, ahuyentar el miedo al ridículo, todo es valorable, etc.

Representantes de varios centros han detallado sus apuestas para la mejora educativa

San Luis La Salle ha hablado del caso de los alumnos de alto rendimiento académico y el programa específico que han generado para estos jóvenes, Zabaltze Gela-Aula de Ampliación. Su responsable, José Manuel Crespo, ha explicado cómo a través de metodologías cooperativas y abiertas aprovechan el ansia de aprender y la gran curiosidad que muestran estos alumnos. La realidad a la que se enfrenta Eguzkiñe Etxabe, responsable Federación Vasca de asociaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEVAS), es muy distinta. Etxabe ha disertado sobre la escuela inclusiva, que debe obtener resultados de todos y cada unos de los estudiantes. Para ello, considera que es fundamental poner a las personas en el centro con el fin de adaptar las metodologías y compartir el conocimiento. Finalmente, Klask, Kronikalari Artitikoak, un proyecto de la Fundación Trocóniz Santacoloma, la Asociación de Antiguos Alumnos de Ikastola Asti Leku y el Ayuntamiento de Portugalete (Bizkaia) para jóvenes de nueve centros educativos de entre 12 y 30 años, ha desarrollado dinámicas creativas para que los jóvenes realicen contenidos utilizando diferentes tecnologías y lenguajes audiovisuales.

Esta jornada forma parte de "Los Martes de Innobasque", iniciativa a través de la cual, Innobasque convoca mensualmente a los protagonistas de la innovación en un foro divulgativo y abierto para situar la innovación vasca en el centro de la mirada de las personas, las organizaciones y los medios de comunicación.