Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PAH pide que Alicante no cobre la plusvalía a acogidos a la dación en pago

La plataforma reclama al Ayuntamiento de Alicante que el tributo lo asuman los bancos

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca concentrados frente al Ayuntamiento de Alicante
Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca concentrados frente al Ayuntamiento de Alicante Europa Press

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha solicitado este viernes al Ayuntamiento de Alicante que deje de cobrar el impuesto de plusvalía a aquellas personas que han optado por la dación en pago de las viviendas de las que iban a ser desalojadas por no abonar la hipoteca.

Al grito de "sí se puede", unas 60 miembros y simpatizantes de la PAH han mantenido una concentración de una hora en la plaza del Ayuntamiento alicantino desde las 10 de la mañana. Varios de sus miembros han pasado después por el registro municipal para dejar constancia de su petición: que sean los bancos que se quedan con las viviendas los que paguen el impuesto de plusvalía y no los ciudadanos que pierden sus casas

"Que gente que tiene que entregar su casa al banco tenga que pagar entre 1.000 y 2.000 euros a la administración por un impuesto que recoge el supuesto beneficio de una transacción es simplemente tremendo", ha dicho Jesús Naranjo, un representante de Stop Desahucios, formación integrada en la PAH que además avisa de que las últimas estadísticas del Consejo de Poder Judicial apuntan a "una progresión creciente de los desalojos".

Javi, un parado de 37 años que pide el anonimato, ha acudido a la plaza del Ayuntamiento para exponer su caso: en 2006 se compró un piso con el Sabadell CAM que habitó durante un año para enterarse después por su abogado que el impago de la hipoteca afectaba también al piso de su madre.

"Me han quitado la casa mía y de mi madre y encima tengo que pagar 45 euros por el intercambio. Pero lo de mi madre es peor, tiene la casa desde 1973 y pagará 1.300 euros de impuesto", cuenta este exobrero de la construcción que siempre pensó que lo de su madre era un aval y no una hipoteca como se confirmó cuando comenzó su problema.

La PAH ha demandado además al Ayuntamiento que incremente su parque de viviendas que "apenas ha variado en 10 años en una ciudad cuando hay decenas de miles de viviendas vacías en Alicante" y que empiece a tomarse en serio la creación de más comedores sociales: "No es normal que se done 400.000 euros al Lucentum y se recorte el presupuesto de Acción Social en medio millón cuando en Alicante se están dando situaciones de hambre", ha protestado Naranjo.

La plataforma no descartará movilizaciones del mismo tipo en otros ayuntamientos de Alicante. Tras el parón de actividad de agosto, su última acción fue la pasada semana cuando 200 personas ocuparon la sede del SabadellCAM, que tiene 130 casos de desahucios pendientes en toda la provincia.

Más información