Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán actuará contra los programas que “banalizan el fascismo”

El Gobierno catalán quiere impedir que se vincule el proceso catalán con el totalitarismo

El Gobierno catalán ha aprobado hoy solicitar un dictamen al Consejo Audiovisual de Cataluña para "combatir" las "mentiras y difamaciones" en las que particularmente se banaliza el fascismo y el nazismo. Se trata del primer paso para tomar medidas que castiguen la proliferación en algunos medios de comunicación de comentarios que utilizan estas ideologías totalitarias para desprestigiar otras opciones políticas.

El consejero de Presidencia, Francesc Homs no ha vinculado directamente esta decisión con el proceso soberanista catalán, pero la Generalitat y algunos partidos políticos catalanes han mostrado recientemente su malestar con programas en los que algunos comentaristas se refieren a la situación política catalana como un regimen totalitario.

Homs ha asegurado que la Generalitat tine la "determinación" de actuar contra estos programas televisivos porque entiende que la banalización del nacismo es "inaceptable en un sistema como el nuestro". Ha añadido que "en los últimos tiempos esta situación ha ido a más" y que ha llegado el momento de actuar "con serenidad, argumentos y con toda rotundidad". Homs ha desvinculado a los catalanes y al catalanismo de este tipo de actuaciones. "El catalanismo ha tenido precisamente en la democracia uno de sus principales pilares y elementos definitorios".

Por otra parte, Homs ha defendido la emisión, dentro de un informativo infantil de TV-3 de un reportaje sobre la cadena independentista del a Diada en la que varios niños explicaban su participación en el acto y defendían la independencia de Cataluña. Homs ha dicho que solo puede fomentarse la polémica "desde la mala fe o desde el desconocimiento". En este sentido ha recordado que el programa fue premiado en su día por la Unicef y que este informativo ha abordado en otras ocasiones noticias como los recortes sociales o el terrorismo. Ha asegurado que las críticas hacia esta emisión en particular "se acercan a la censura".