Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi pide a Fomento adjudicar nuevos tramos del TAV vasco

Oregi analiza en París la influencia que tendrá en la movilidad de las ciudades con el nuevo tren

El Gobierno vasco ha solicitado al Ministerio de Fomento que le encargue la ejecución de algunos tramos de la Y vasca ferroviaria que son competencia del Ejecutivo central, como el nudo Mondragón-Elorrio-Bergara y de los accesos a las tres capitales. El viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, explicó ayer que con esta decisión pretenden que “las obras avancen en los plazos previstos y no sufran más retrasos”.

En declaraciones difundidas por el Departamento de Medio Ambiente, Aiz opinó que “esto haría avanzar trazado de la Y vasca con una fórmula que está funcionando perfectamente en tramo Bergara-Astigarraga”, que está asumida por el Ejecutivo autonómico.

Con respecto a esta infraestructura, la consejera Política Territorial, Ana Oregi, y el director de Alta Velocidad de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC), Iñaki Barrón, han analizado la influencia que tendrá en la movilidad de las ciudades la puesta en marcha del AVE en Euskadi.

Oregi y Barrón se reunieron el pasado fin de semana en París para estudiar diversas cuestiones relacionadas con la próxima puesta en servicio de la Y, con especial referencia a la intermodalidad y movilidad, según informó el Gobierno vasco.

La consejera recordó que aunque pueda parecer que queda tiempo hasta la puesta en marcha de esta infraestructura, “lo cierto es que está ya cerca la llegada de su operatividad enlazada directamente a Europa y hay que contextualizarla con el resto de infraestructuras tradicionales de transporte que también se han desarrollado”.

Por ello, la opinión y el trabajo de expertos como Barrón y la UIC es “decisiva en la activación de las principales nuevas líneas ferroviarias de todo el mundo”. La UIC agrupa a más de 230 empresas y organizaciones relacionadas con las infraestructuras y los operadores de transporte ferroviario de mercancías y viajeros.

El Gobierno vasco ha informado de que en esa reunión, Barrón sostuvo que la línea de alta velocidad vasca “es algo más que una simple reducción de tiempos en el transporte de media o larga distancia, ya que posibilita una mayor cohesión social de las regiones y una nueva oferta y amplias posibilidades también para las mercancías”.