Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho augura que la carta de respuesta de Rajoy ofrecerá diálogo a Mas

La popular reitera que la consulta es ilegal y que la entente pasa por una mejora de la financiación

Alicia Sánchez-Camacho. Ampliar foto
Alicia Sánchez-Camacho.

La líder popular de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, ha augurado este viernes que la respuesta del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, a la carta que le envió el de la Generalitat, Artur Mas, estará basada en el "diálogo y en la recuperación de relaciones y el entendimiento y en busca de alternativas". La senadora ha alertado, sin embargo que esa sintonia debe basarse en el cumplimiento de la legalidad al entender que la consulta soberanista no cabe en la Constitución. A su juicio, la única vía de acercamiento es la de negociar una mejora del sistema de financiación.

Le pido a Mas que abandone la radicalidad y lidere la reforma de la financiación", afirma la senadora


"No se puede celebrar un referéndum ilegal ni pedir lo imposible", ha advertido también en declaraciones a la Cadena Cope, en las que ha insistido en que el Ejecutivo central está dispuesto a escuchar pero siempre dentro de la ley. La dirigente popular ha emplazado al presidente de la Generalitat a recuperar "el camino del diálogo", y ha señalado que una oportunidad para retomar esa senda es la negociación sobre el nuevo modelo de financiación autonómica que se debatirá en los próximos meses.  Sánchez-Camacho ha aludido que Rajoy ya propuso hace un año a Mas, cuando éste le planteó formalmente la reivindicación de pacto fiscal, una modificación de sistema de financiación. "Yo le pido a Mas que abandone la radicalidad y la división y lidere esa reforma para paliar los desequilibrios".

La dirección popular reivindica desde hace más de un año la reforma de ese sistema para aumentar los ingresos de la Generalitat pero se topa con un doble problema: por un lado, los barones populares se oponen a esa mejora y Convergència i Unió considera que esa vía ya quedó enterrada cuando La Moncloa se opuso al pacto fiscal.

El próximo martes, la dirección popular debatirá cuál es su posicionamiento para la próxima Diada y si decide o no asistir a la ceremonia del Parc de la Ciutadella. La senadora ha recordado que la Fiesta del 11 de Setembre es una jornada que pertenece a todos los catalanes y ha avisado que no acudirá a la ceremonia si está concebida como un acto independentista. "Les pido que no intenten introducir la estelada por la puerta de atrás", ha afirmado. La cúpula también acordará si instan a los militantes del partido a participar en alguno de los actos que se están organizando para contrarrestar la Diada. "Daremos apoyo a los actos que respalden la pluralidad y la convivencia entre los catalanes", ha afirmado en alusión a que el PP tiene responsabilidad en que no se produzca "un choque de trenes".