Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de regantes piden la legalización temporal de los pozos junto a Doñana

La Junta afirma que las obras para el trasvase de agua “marchan a buen ritmo”

Vecinos de varios pueblos del Condado, durante la marcha en Huelva. Ampliar foto
Vecinos de varios pueblos del Condado, durante la marcha en Huelva.

Bajo el lema Por los regadíos del Condado, miles de agricultores —12.000, según los convocantes; 8.000, según la policía— se han manifestado este miércoles en Huelva para pedir a las Administraciones una solución para los regadíos del entorno de Doñana. Los manifestantes, convocados por la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado, han pedido al Gobierno central que regularice temporalmente la situación de los pozos ubicados en esta comarca y a la Junta de Andalucía que apruebe y ejecute el Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte de Doñana. Ambas Administraciones han coincidido en reclamarse “celeridad” en sus actuaciones.

Procedentes de los municipios de Moguer, Bonares, Lucena, Almonte y Rociana, los agricultores han recorrido las calles de la capital onubense con pancartas en las que rezaban lemas como Agua ya, 80.000 empleos, en peligro o Por el futuro del Condado. El portavoz de la plataforma, Ángel Goristidi, ha hecho hincapié en la “incertidumbre” que esta situación provoca en el sector y ha pedido al Ejecutivo de Mariano Rajoy que, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, regularice los pozos, que han sido ya objeto de más de 200 sanciones, hasta que se haga efectivo el trasvase de agua del sistema Chanza-Piedras al Guadalquivir. “Las Administraciones deben darse cuenta de que no podemos seguir viviendo con el miedo a las sanciones, que no se puede dar orden de cierre de unos pozos sin que propongan una alternativa, que no podemos iniciar una campaña agrícola con la amenaza del corte del agua”, ha explicado el representante de los agricultores a Efe.

El Gobierno central pide a la Junta que finalice el plan de regadíos

Sobre el proyecto del trasvase, el delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, ha remarcado que los trabajos comenzaron esta primavera y que marchan “a buen ritmo”. Ha recordado que la obra supone una inversión de casi 16 millones de euros y 20 meses de ejecución, al tiempo que ha explicado que consiste en la instalación de una tubería de 18 kilómetros de longitud, dos estaciones de bombeo y una balsa en Rociana con las correspondientes conexiones al principio y al final de la conducción.

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez, ha unido el futuro del trasvase a la segunda reivindicación de los agricultores: la aprobación Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte de Doñana. Según Pérez, el citado plan es “fundamental” para la consecución de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), necesaria para las obras del trasvase del Condado. “Es de vital importancia que la Junta lo culmine”, agrega. La respuesta de Fiscal ha sido contundente: “se encuentra en su recta final”. El delegado de la Junta ha pedido al Gobierno central que “agilice al máximo” los trámites que les corresponde para desarrollar estas obras.

Los agricultores alertan de la falta de agua para la próxima campaña

El presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva (Freshuelva), Alberto Garrocho, ha remarcado que el Condado necesita agua “con urgencia” y que no van a permitir que se cierren “los pozos de los que llevan sacando agua casi 40 años”. En este sentido, el subdelegado ha negado que se hayan cerrado y ha señalado que se trata de una “propuesta de expedientes sancionadores”.

Tal es la urgencia que los agricultores han asegurado que, para la próxima campaña, “hay parcelas en el Condado que no se van a poder sembrar porque no hay suficiente agua”. Garrocho ha destacado la necesidad de conocer, a través del plan de regadíos, “cuáles son los terrenos realmente de regadíos y los forestales”.