El Málaga no paga desde 2004

El club debe 1.600.000 euros a las Administraciones por el uso del estadio de La Rosaleda

Panorámica del estadio de la Rosaleda de Málaga.
Panorámica del estadio de la Rosaleda de Málaga.PACO RODRíGUEZ / as

Si hay un alcalde que ha ayudado al Málaga no es otro que Francisco de la Torre (PP). El primer edil malagueño ha intercedido en numerosas ocasiones con la Agencia Tributaria para ayudar al equipo costasoleño. Por ejemplo, llamando directamente al ministro Cristóbal Montoro para solicitarle un buen trato a una entidad que, como muchas de Primera División, mantiene importantes deudas con Hacienda.

De la Torre, no obstante, estalló el pasado junio, cuando los propietarios del Málaga se quejaron mediante una carta del escaso apoyo recibido por las instituciones malagueñas desde su desembarco en el club en 2010. De la Torre, entonces, desveló que el Málaga debía 1.600.000 euros por el uso del estadio de La Rosaleda ante lo que consideró una inoportuna reclamación de sus dirigentes.

La deuda se remonta a 2004, cuando se firmó un convenio por el que el Málaga debe pagar 180.000 euros anuales a cada una de las tres Administraciones que son propietarias de La Rosaleda: Ayuntamiento, Diputación y Junta. Son 60.000 euros anuales los que debe recibir el gobierno municipal del Málaga y todavía no ha visto un euro desde 2004, por lo que la deuda asciende a 540.000. Una cantidad que se puede considerar irrisoria teniendo en cuenta, por ejemplo, que el Málaga del jeque Al-Thani adquirió por 19 millones de euros al centrocampista internacional Santi Cazorla en verano de 2011, dinero que pagó de una tacada al Villarreal, club de procedencia del futbolista. El Málaga ha solicitado una reunión con el Ayuntamiento, presuntamente para tratar el asunto de la deuda, aunque en el Consistorio sospechan que el club pedirá también la posibilidad de comprar La Rosaleda a un precio asequible a sus posibilidades.

El asunto levanta mucho revuelo en Málaga, ya que las Administraciones tuvieron que comprar el estadio al Banco Hipotecario después de que el antiguo Málaga lo hipotecara y no afrontara posteriormente los pagos de esa hipoteca. No se quiere repetir una experiencia que costó 36 millones de euros, cifra abonada por Ayuntamiento, Diputación y Junta a razón de 12 millones por cabeza.

El pasado martes, el propio De la Torre se refirió a una posible venta de La Rosaleda: “Lo más normal es que se continúe con la actual situación y solo en el caso de que haya informes legales y el club tenga un proyecto solvente en lo económico y lo deportivo se podría hablar de una reducción en el precio de La Rosaleda”. En principio, tampoco la Diputación ni la Junta están por abaratar el precio del estadio. El Málaga, mientras, ha efectuado una drástica renovación en lo deportivo para confeccionar una plantilla en la que han sido traspasados los jugadores más importantes y han llegado futbolistas jóvenes mucho más baratos que las anteriores estrellas del equipo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50