Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos recabarán información sobre las mujeres que visten con velo integral

Según el Gobierno catalán, la intención es saber en qué casos se esconde una situación familiar propiciada por el integrismo islámico

Los Mossos d’Esquadra recopilan información sobre las mujeres que visten con el velo integral islámico (burka y nikab) en Cataluña. La intención, según explicó el portavoz del Gobierno, Francesc Homs, es obtener datos que sirvan a la policía catalana para saber en qué casos detrás de esa prenda de vestir se esconde una situación familiar que propicia el integrismo islámico.

Según Homs, la única intención de los Mossos es “recabar y disponer de información” sobre las mujeres, pero sin vulnerar “en ningún caso” los derechos fundamentales de las personas afectadas. Los policías no las identifican cuando las detectan, sino que tratan de conocer su identidad, la de su esposo o la de su padre, según publicó ayer El Periódico. Homs insistió en que la medida de la policía catalana no responde a una instrucción del Gobierno catalán.

Interior aseguró que los detalles que obtienen los policías no forman parte luego de un fichero o una base de datos, algo que podría suponer una grave vulneración, porque los aspectos referentes a la religión son uno de los que están especialmente protegidos por ley. El departamento negó también que la policía tenga la directriz específica de investigar a las mujeres puesto que el velo integral no necesariamente va aparejado al fundamentalismo islámico, aunque sí se dan cursos de formación regularmente a los agentes.

El diputado de ICV-EUiA Jaume Bosch exigió ayer a Interior que aclare los motivos por los que la policía investiga a quienes llevan burka o nikab, y anunció a presentación de una batería de preguntas parlamentarias para que el consejero de Interior, Ramon Espadaler, explique “el alcance y el objetivo” de la medida. Bosch también recordó que fichar a esas mujeres en una base de datos sería inconstitucional, pero apuntó que el recuento de cuántas personas usan este tipo de prenda en Cataluña podría servir para conocer su alcance real y desmentir a aquellos que magnifican el fenómeno.

En julio, el Parlament aprobó una moción —con los votos del CIU, PSC, PP y C’s— que insta al Gobierno a prohibir el burka. El director general de Asuntos religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell, admitió, en declaraciones a Europa Press, que la intención del Gobierno de prohibir la prenda en espacios públicos genera “alarma” en la comunidad musulmana que reside en Cataluña y aseguró que su uso es “residual”. Hasta ahora, no se ha dado nunca una cifra al respecto.

La iniciativa viene ya del anterior consejero de Interior, Felip Puig. Una ley futura pretende ir más allá, y no permitir ir con la cara tapada en espacios públicos, ni en las manifestaciones con el objetivo de preservar la seguridad.