Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se presenta como salvador del eje mediterráneo tras el recurso de Tarragona

El consejero de Gobernación afirma que no se puede condicionar "un proyecto como este”

El Partido Popular ha aprovechado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Tarragona al tercer carril del corredor mediterráneo para presentarse como el defensor del eje y, en consecuencia, de los intereses de los valencianos. La consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, fue meridianamente clara: el proyecto ferroviario “no está en peligro” porque el Consell lo va a defender.

En realidad, el consistorio de Tarragona no está contra el corredor, al contrario, pero ha presentado un recurso para que se tengan en cuenta las necesidades de la ciudad. En opinión del PP, las enmiendas presentadas por el alcalde tarraconense, Josep Fèlix Ballesteros, van a suponer un retraso a la puesta en marcha de la infraestructura. De ahí que, en la ofensiva puesta en marcha por el PP, el secretario general de los populares anunciara que su partido va a presentar una proposición no de ley en las Cortes Valencianas y mociones en todos los ayuntamientos para que el tercer carril del corredor mediterráneo “se haga en los plazos previstos”.

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, también se hizo eco de la decisión del consistorio tarraconense y calificó dicho recurso como “inaceptable” pues, en su opinión, “puede afectar a la creación de puestos de trabajo” en la región. Todos manejaron las mismas cifras: la creación de 16.000 empleos en toda la Comunidad Valenciana hasta que la obra esté terminada. Y todos cargaron también, con similares palabras, contra Ximo Puig.

Castellano afirmó este lunes que le parece “muy bien” que un ayuntamiento o autonomía defienda mejoras para su ciudad, “pero no condicionando un proyecto como este”. El secretario general de los populares se mostró contrario a “cualquier iniciativa que suponga ponerle zancadillas al proyecto del corredor mediterráneo no tiene justificación”.

Además, el PP se pondrá en contacto con el tejido empresarial autonómico (patronales, cámaras de comercio y puertos) para “ir todos a una, aunar esfuerzos y que salga un proyecto que es fundamental para la economía”. El consejero quiso destacar ayer esta obra como “prioritaria” porque, según sus datos, comprende un área que engloba a casi la mitad de la población española y afecta a cinco autonomías que aportan el 45% del producto interior bruto (PIB) nacional. Castellano también llegó a decir que la obra supondrá la creación de 65.000 empleos, de los cuales 16.000 serían supuestamente nuevos puestos de trabajo en la Comunidad Valenciana.

Castellano aseguró también “no entender” la postura del PSPV-PSOE y su secretario general, Ximo Puig, de “intentar justificar” al alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC). “Comete una grave irresponsabilidad y da la espalda una vez más a los valencianos”, añadió.

Los socialistas contestaron por boca de Francesc Signes, secretario de Infraestructuras y Sostenibilidad del PSPV-PSOE, que criticó el “cinismo infinito” del PP por “traicionar una y otra vez los intereses de la Comunidad”. En esta línea, Signes recordó como el gobierno de Aznar “no incluyó el corredor mediterráneo en la Red Transeuropea de Transporte” en 2003. El socialista adelantó también que presentarán enmiendas en los próximos Presupuestos Generales del Estado para que el corredor “tenga la financiación que le corresponde”.

Más información