Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Malnutrición infantil en Cataluña

CiU y ERC evitan que tres consejeros den explicaciones de la malnutrición infantil

La oposición había pedido la comparecencia de Mas-Colell, Rigau y Munté

Los dos partidos sí aprueban que Ribó vaya al Parlament el 29 de agosto

La diputación permanente, reunida ayer en el Parlament. Ampliar foto
La diputación permanente, reunida ayer en el Parlament.

De momento no habrá comparecencias de consejeros del Gobierno catalán para que expliquen las medidas a tomar con relación a los casos de malnutrición infantil detectados por el síndic de greuges,Rafael Ribó. En cambio, este último sí tendrá que comparecer el 29 de agosto en el Parlament. Así lo aprobó este martes la Diputación Permanente, el órgano de gobierno de la Cámara catalana en periodos vacacionales. CiU y ERC impusieron su mayoría no solo para ahorrar la comparecencia inmediata de los consejeros, sino también para dirimir el mismo día y en una sesión maratoniana otros dos asuntos de fuerte calado político: la decisión del Gobierno catalán de prorrogar los Presupuestos este año y el fiasco de la privatización de Aigües Ter-Llobregat. La oposición denunció que la mayoría gubernamental quiere “tapar” el debate parlamentario.

Los grupos parlamentarios del PSC, PP, ICV-EUiA y Ciutadans (C’s) pidieron la semana pasada la comparecencia del consejero de Economía Andreu Mas-Colell; de la titular de Educación, Irene Rigau, y de la de Bienestar y Familia, Neus Munté, para abordar el problema de la malnutrición infantil.

Esta solicitud de comparecencias en la Diputación Permanente tiene su origen en el informe que el Síndic de Greuges publicó la semana pasada y en el que se revela que unos 50.000 niños catalanes sufren algún tipo de privación alimentaria.

Antes de decidir si llaman a comparecer a algún consejero, CiU y ERC quieren oír los argumentos del síndic, por más que este ya se ha explicado por escrito. “Lo lógico es que antes escuchemos al síndic”, dijo la portavoz republicana, Marta Rovira, tras la reunión de la Diputación Permanente. CiU defendió una posición muy parecida. “El informe del Síndic de Greuges es muy transversal”, dijo Turull, para reprochar así a la oposición que hayan solicitado unas comparecencias y no otras. En este sentido, CiU y ERC tienen asumido que, al final, algún consejero u otro tendrá que comparecer al Parlament. La pregunta es quién.

Marta Rovira apuntó ayer a uno en concreto: Boi Ruiz, titular de Salud. Según la republicana, antes de proponer medidas desde departamentos como el de Enseñanza o de Bienestar Social conviene hacer una radiografía del problema. Y ello justificaría la comparecencia de Ruiz. Con todo, los republicanos no formalizaron ayer esta petición.

CiU y ERC denuncian que lo único que busca la oposición al pedir explicaciones por la malnutrición infantil es provocar el desgaste del Gobierno. Ayer ambos quisieron rebajar el volumen del debate refiriéndose a un informe de la Sociedad Catalana de Pediatría en el que se asegura que en estos momentos no hay problemas de desnutrición por razones económicas.

En su informe el Síndic de Greuges denunciaba que 50.000 menores catalanes sufren privaciones alimentarias y señaló, además, que los servicios médicos detectaron más de 750 niños con síntomas de desnutrición. Ribó relacionó todos estos casos con la crisis económica y la situación de pobreza en la que viven muchas familias. La Sociedad Catalana de Pediatría, sin embargo, matizó el lunes al Síndic al afirmar que los casos de desnutrición se deben a enfermedades crónicas de los menores y no a la pobreza.

En cualquier caso, la oposición quería que el asunto se abordara ya en el Parlament y con todos los consejeros que pueden tener algo que decir. Y querían un debate monográfico, no “mezclado” con otros asuntos. Y es que el 29 de agosto la diputación permanente también tratará el gran asunto político del verano: la decisión del Gobierno de CiU de no aprobar este año los Presupuestos.

Para Enric Millo (PP) lo que realmente buscan CiU y ERC es tapar “el debate importante”, que para él es el de los Presupuestos. La diputada del PSC Montserrat Capdevila acusó a la mayoría de gobierno de dos partidos de “diluir” tanto el debate del informe del Síndic como el presupuestario.

Por su parte, el diputado de ICV-EUiA Josep Vendrell calificó de “impresentable” y un “fraude democrático” que solo comparezca Ribó sin que el ejecutivo catalán explique qué medidas “inmediatas” contra la malnutrición.

La polvareda se hizo más densa en las redes sociales. La socialista Carme Chacón indignó a ERC al acusarles, junto a CiU de “venderse el alma para seguir en la silla”. Le respondió el exconsejero republicano Josep Huguet: “da vergüenza que representes a un partido que ha llegado a la Generalitat gracias a ERC”.

 

 

Más información