Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Povisa pide a la Xunta que medie en el conflicto laboral

El hospital privado, el único integrado en la red pública, se queja de que sus altos costes salariales no lo hacen "competitivo"

Santiago de Compostela

Miembros del comité de empresa del Hospital Povisa de Vigo han mantenido su rechazo a que el centro aplique el convenio provincial al no haberse llegado a un acuerdo sobre el convenio colectivo propio y, además, han recordado que el hospital tiene un concierto con el Sergas y, por ello, piden a la Xunta que se "siente" para "buscar una solución" al conflicto que evite la huelga. La portavoz de la CIG en el comité de Povisa, María Jesús Neira, ha mantenido que la aplicación del convenio provincial supondrá una bajada en los salarios de los trabajadores. "No vamos a ganar el 100%", aseguró la sindicalista, quien sostiene que "no se puede aplicar el convenio provincial".

La representante de la plantilla recordó que el hospital privado vigués tiene un concierto singular con el Sergas --actualmente prorrogado-- por lo que cree que la Xunta debe pedir explicaciones a Povisa sobre "en qué invierte ese dinero". También pidió a la Administración autonómica que se "siente" para "tratar de buscar soluciones". Finalmente, explicó que los trabajadores del hospital seguirán con las movilizaciones y recordó que hay convocada una huelga indefinida para el próximo 19 de agosto, a la que están llamados los más de 1.300 empleados.

La delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, apuntó que se trata de un conflicto "entre empresa y trabajadores" y que la Administración autonómica estará "pendiente de cualquier cuestión" que se le plantee. En todo caso, precisó que por ahora no le consta que los trabajadores hayan solicitado una mediación de la Xunta, pero que sí le ha sido notificada la convocatoria de huelga."La Xunta tiene un concierto y luego está la relación propia del hospital con los trabajadores", afirmó, considerando que no es "correcto" hacer una relación entre ambas cosas.

Povisa mantiene que en las negociaciones del convenio ofreció un planteamiento para "garantizar el 100% del salario de los trabajadores actuales" y que, para las nuevas incorporaciones, planteó "mejorar el convenio provincial tanto en salario como en medidas sociales", si bien ambos puntos fueron "rechazados". El centro también ha advertido de que "no es competitivo respecto a los hospitales de su entorno, tanto públicos como privados, debido a sus altos costes salariales --asegura que son el 65% del total de sus gastos-- y a la diferencia de estos con los de sus competidores".