Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas ignora a Rajoy y multiplicará la acción exterior de Cataluña

El presidente de la Generalitat planea tres viajes fuera de Europa y proyecta nuevas oficinas

Artur Mas, ayer con el gobernador de Río de Janeiro. Ampliar foto
Artur Mas, ayer con el gobernador de Río de Janeiro.

El repliegue de las representaciones de las comunidades autónomas en el exterior que persigue el Gobierno central no va con Cataluña. La Generalitat no solo no piensa cerrar oficinas, sino que planea ampliaciones selectivas de su red, y su presidente, Artur Mas, multiplicará su actividad en el exterior. Así lo ha dejado claro Mas durante su viaje oficial a Brasil, que hoy toca a su fin. Mas ha anunciado nuevas giras por todo el mundo para explicar el proceso soberanista catalán y practicar lo que denomina “diplomacia económica”.

La estructura exterior de la Generalitat apenas ha registrado ampliaciones o reducciones con Artur Mas. Cataluña cuenta con cinco delegaciones políticas en Bruselas, París, Londres, Berlín y Nueva York. A estas se les suman 34 oficinas de promoción económica, cuatro representaciones culturales y 10 oficinas de promoción turística. Mas defiende esta red, incluso en plena crisis económica, por la importancia de fomentar la internacionalización de las empresas catalanas y captar inversión exterior. Precisamente ayer se jactó de no haber cerrado “ni una sola de estas oficinas” y que las que sí han bajado la persiana lo han hecho para abrir en otros países más atractivos para la economía catalana. Esta afirmación no es exacta, pues el Gobierno de Convergència i Unió cerró en 2011 su representación política en Buenos Aires por exigencia de sus entonces socios del Partido Popular.

Mas también aseguró que el presupuesto de sus oficinas no disminuirá porque insiste en que son útiles para sacar a Cataluña de la crisis. En Brasil, la Generalitat está trabajando precisamente para ampliar su presencia. Hace ya una década que el Gobierno catalán cuenta con una oficina de promoción económica. Ahora Mas espera abrir una representación turística. El argumento es que el pujante turismo brasileño tiene Cataluña como principal destino dentro de España.

La acción exterior no solo se hará a través de las oficinas. Tras varios viajes por Europa, algunos de ellos muy poco exitosos, la Generalitat planea ahora misiones comerciales en países emergentes como Brasil. Mas tiene previsto viajar a India, Sudáfrica y China.

En sus viajes al extranjero, Artur Mas define a Cataluña como una nación o un país de Europa

El discurso de Mas en este tipo de viajes es similar y estudiado. Incide en señalar que Cataluña lidera las exportaciones españolas y suele comparar el PIB catalán con el de países de la Unión Europea como Austria o Finlandia. Sus referencias a España son casi nulas y hace hincapié en presentar a Cataluña como una “nación” o, directamente, como “un país de Europa”. Las referencias a la internacionalización del proceso soberanista catalán las deja para el momento de las preguntas de los periodistas que le acompañan, o las transmite a través de entrevistas en la prensa local, como la que ayer publicó el diario O Globo. “No se puede ignorar la voluntad de los catalanes”, rezaba el título con relación a la consulta soberanista. En la entrevista, Mas comparaba la voluntad de los brasileños de decidir cambios políticos de fondo, con la de los catalanes.

Esta frenética actividad ha comportado a Mas varios incidentes diplomáticos. El viaje a Brasil lo ha organizado la Generalitat, limitándose a “comunicar” a la Embajada la presencia del presidente en el país. El embajador, Manuel de la Cámara Hermoso, ha acompañado a Mas durante los actos institucionales. En uno de ellos, el presidente no dudó en corregir la definición de “región” que el diplomático usó para referirse a Cataluña. “Cataluña es más que esto, es una nación”, insistió el presidente.

El encaje de Cataluña en España y la propuesta de reforma constitucional aprobada por el PSOE en Granada serán debatidos el próximo domingo en un consejo nacional extraordinario que ha convocado el PSC.