Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fracasa la última reunión entre patronal y sindicatos para salvar los convenios

La cita propuesta por Urkullu en el Consejo de Relaciones Laborales concluye sin acuerdo

El encuentro entre los sindicatos CC OO, UGT y LAB y la patronal Confebask celebrado esta mañana en el Consejo de Relaciones Laborales (CRL) ha finalizado sin acuerdo para intentar consensuar una prórroga de los convenios que caducan este próximo domingo.

La reunión, a instancias de lehendakari, Iñigo Urkullu, ha concluido sin acuerdo entre las partes tras aproximadamente una hora y media de conversaciones. Según han indicado desde el propio Consejo, la reunión ha fracasado porque no ha habido "margen de maniobra de ningún tipo" para negociar entre los interlocutores, a pesar de que se han intentado introducir nuevas posiciones y puntos de vista.

Con todo, el CRL ha subrayado que el tema no se agota este 7 de julio y que seguirán intentando y ofreciendo colaboración para salvar las diferencias que enfrentan a los agentes sociales. Lo primordial, en su opinión, es mantener la negociación colectiva sectorial.

El próximo domingo finaliza el plazo de un año que concede la reforma laboral para renovar los convenios ya vencidos. En Euskadi, según datos del propio CRL, quedan 112 convenios sectoriales y 414 de empresa pendientes de renovación.

Si los interlocutores sociales no proceden a su actualización los acuerdos que regulan las condiciones laborales de 394.000 trabajadores vascos perderán eficacia en 2013.

LAB, UGT y CC OO intercambian reproches con Confebask tras no lograr un acuerdo

Los representantes de los sindicatos han culpado a Confebask de "no tener ninguna voluntad de negociar" la propuesta que planteó ayer Urkullu.

UGT-Euskadi ha acusado a las patronales vascas de "irresponsabilidad y desvergüenza" al negarse "en rotundo" a un acuerdo para mantener la vigencia de los convenios, que por efecto de la reforma laboral dejarán de ser efectivos el lunes próximo, "situación que nos llevará a la competencia desleal de las empresas, en base a bajos salarios, y a una sociedad empobrecida, al rebajarse el consumo y los ingresos fiscales".

Más contundente se ha mostrado Garbiñe Aranburu, de LAB, quien no ha dudado de que la reunión de hoy "ha sido una declaración de guerra en toda regla". "Se ha demostrado en este país que por encima del Gobierno vasco, de las instituciones y de la mayoría social de este país, es una pequeña élite económica la que está mandando, que es Confebask", ha aseverado.

La Confederación Empresarial Vasca (Confebask) ha asegurado que si la negociación colectiva está "en peligro" es porque los sindicatos "se han negado a firmar un acuerdo"."Si ELA y LAB hubieran querido, de verdad, proteger los convenios colectivos, no se hubiera llegado a la actual situación", ha insistido.