Almunia dice ahora que “hay margen” para no devolver las ayudas de astilleros

El comisario europeo ha pedido al Gobierno que presente nuevos argumentos

Las movilizaciones políticas y sociales generadas por la devolución millonaria de ayudas fiscales al sector naval español que exige Bruselas comienzan a surtir efecto. El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, concedió este miércoles por primera vez que puede haber margen para introducir cambios en esa decisión, avanzada por él mismo hace unos días en Madrid. “Hay margen en la medida en que haya argumentos para que ese margen pueda ser utilizado”, aseguró en una comparecencia de prensa. Almunia abre así una puerta a suavizar una medida que hace solo unos días parecía firme: la de que las enormes deducciones fiscales que se aplicaron en el impuesto de sociedades grandes inversores por financiar la construcción de barcos deben ser devueltas a las arcas públicas. Competencia consideraba que debía restituirse todo lo deducido a partir del año 2005, cuando Bruselas anuló un sistema muy parecido en Francia y, por tanto, había evidencias de que el marco transgredía la doctrina comunitaria.

Más información

El sector consideró que esa devolución, valorada en casi 3.000 millones de euros, pondría en peligro la viabilidad de los 19 astilleros privados que existen en España y los 80.000 puestos de trabajo directos e indirectos que generan. Las protestas han logrado una fuerte repercusión política, de forma que el Gobierno central y los presidentes de las comunidades autónomas más afectadas le han pedido directamente a Almunia que reconsidere su decisión. Asediado por las críticas —también de su propio partido—, el vicepresidente de la Comisión Europea asegura desear que haya “nuevos argumentos jurídicos” para avalar ese margen de actuación: “Espero que los haya, pero no es solo cuestión de esperar o desear; hay que verlo para creerlo”. Estas palabras sugieren que está a la espera de que los servicios jurídicos de la Comisión Europea dictaminen si existe una fórmula más benévola de interpretar la obligación de devolver unas ayudas que se considera obstruyeron la competencia entre los astilleros europeos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50