Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICS encargó tres estudios a consultoras externas para su troceamiento

Los trabajos, encargados a Price Waterhouse y Iurisdiagonal, costaron un total de 42.700 euros

El Instituto Catalán de la Salud (ICS), la mayor empresa pública de Cataluña con cerca de 41.000 empleados, encargó tres estudios a consultoras externas entre junio de 2011 y marzo de 2012 sobre cómo acometer su reformulación y troceamiento. Trabajos que costaron 42.700 euros, según consta en sendas respuestas parlamentarias consultadas por Europa Press.

Los encargos recayeron en la consultora Price Waterhouse (PwC) para analizar jurídicamente el nuevo modelo organizativo del ICS que aprobó el consejo de administración del instituto en febrero de 2012 (17.700 euros), y otro un mes después sobre la adaptación de los estatutos a la nueva ley ómnibus del Gobierno catalán (20.300 euros). Mientras que el otro estudio, en junio de 2011, fue de Iurisdiagonal (4.700 euros) y se centró en una propuesta de modificación de la ley del ICS de 2007.

El director adjunto de asuntos asistenciales del ICS, Jaume Benavent, defendió el encargo de estos informes por la necesidad de contar con una valoración jurídica externa sobre la reforma de la empresa pública, y señaló que estos informes “no son nunca vinculantes” y se utilizan solo a nivel consultivo. Benavent también confirmó que el retraso de los presupuestos de 2013 ha pospuesto la creación de las dos primeras filiales.

La idea es crear hasta 22 entidades durante cinco años, aunque hay que ver el funcionamiento de las filiales de Lleida y Girona

El proyecto de las filiales

El ICS aprobó en marzo del año pasado la creación de dos empresas filiales con autonomía y personalidad jurídica propia para gestionar el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida y 26 centros de atención primaria (CAP) de la provincia de Girona, con un presupuesto de entre el 7% y el 8% del total de la empresa pública —2.727 millones para 2012—. “Nos gustaría que las filiales comiencen a operar antes de que acabe este año”, reconoció Benavent, año y medio después de aprobarse, aunque consideró necesarios entre uno y tres meses desde la aprobación en el Parlament de la ley de acompañamiento de los presupuestos hasta que éstas empiecen a operar.

La idea es crear hasta 22 entidades durante los próximos cinco años, si bien durante el primero se analizará el funcionamiento de las filiales de Lleida y Girona. Las filiales, en cualquier caso, seguirán dependiendo de la matriz directiva que pasará a llamarse Grupo ICS, aunque cada una de ellas establecerá un contrato programa directamente con el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), como ya hace el sistema sanitario concertado.