Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camacho denunciará a quienes difundan la conversación de La Camarga

La charla con, Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, circula ya por las redes sociales

Alicia Sánchez-Camacho,a la salida de los juzgados de Barcelona. Ampliar foto
Alicia Sánchez-Camacho,a la salida de los juzgados de Barcelona.

Después de que el miércoles se filtrara en las redes sociales una parte de la conversación entre la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, la líder popular anunció ayer su intención de emprender acciones legales contra todos los que difundan la grabación obtenida de forma ilegal en el restaurante La Camarga.

Camacho explicó que las medidas cautelares dictadas por el juez impiden de forma explícita que se haga pública la conversación, por lo que pidió a sus abogados y a los servicios jurídicos del partido que tomen “todas las medidas oportunas”. Lo que la líder del PP catalán no detalló es que la medida ya no está en vigor, según fuentes judiciales. Camacho llegó la semana pasada a un pacto con la agencia Método 3. Ella retiró la demanda y, a cambio, los detectives asumieron su culpa y se comprometieron a pagar 80.000 euros con cargo a dos compañías aseguradoras. Una de ellas, sin embargo, ya ha dicho que no ha recibido ninguna notificación y que, en principio, no va a asumir el pago.

El pacto también alcanza a la causa penal abierta por revelación de secretos contra los responsables de Método 3. Camacho les otorgó su más “amplio perdón” y se retiró como acusación particular. Su decisión, que fue criticada por todos los partidos, amenaza con poner fin a la investigación. El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, estudia ahora si puede mantener la acusación pública, ya que se trata de un delito semipúblico cuya responsabilidad penal se extingue con el perdón del ofendido. Hay, sin embargo, una vía que está explorando: dada su condición de senadora —miembro de una alta institución del Estado—, la investigación podría continuar porque afecta al “interés general”. Los fiscales pretenden aclarar quién encargó grabar la conversación.

Tras retirar la demanda, el veto judicial a la difusión ya no está en vigor

Sobre la filtración en las redes sociales, Camacho afirmó que “las cosas no surgen de manera espontánea”, y apuntó que detrás de la difusión hay una “intencionalidad clara” de causar perjuicios “personales y políticos”. Aun así, remarcó que no piensa dimitir y que, lejos de debilitarla políticamente, la publicación la reafirma en su lucha por las “libertades y derechos constitucionales”.

Entre estas denuncias se podría incluir la difusión mediante Twitter, dijo Camacho, que no descarta acciones legales contra quienes usaron la red social con este fin. La popular afirmó que “se debe ver qué responsabilidades se incorporan en los delitos informáticos”. Pero no especificó qué tipo de medidas tomará.

Camacho no quiso pronunciarse sobre el contenido de la conversación, alegando que era un acto “privado” y que el almuerzo se había grabado de forma ilegal. En la charla, que dura casi dos horas y media, la dirigente pregunta a Victoria Álvarez sobre los presuntos negocios ilícitos de Jordi Pujol Ferrusola en el extranjero y se jacta de tener “amigos” en la fiscalía y en la policía. Sobre esos extremos, Camacho se limitó a decir que “el poder judicial es independiente”. La conversación incluye detalles personales y sobre la vida íntima de las dos mujeres.

Más información