Más del 50% de personas que solicitan ayudas de emergencia se quedan sin ellas

Piden que se subvencionen manutención, transporte y ocio a menores en riesgo de exclusión El gobierno local califica de irresponsables las declaraciones de los ediles socialistas

Los centros municipales de servicios sociales no llegan a atender el 50% de las solicitudes de ayudas de emergencia que solicitan los vecinos de Valencia, han denunciado este miércoles los socialistas en el Ayuntamiento de Valencia.

"El paisaje urbano está cambiando", ha dicho el portavoz municipal Joan Calabuig, que denuncia el rápido deterioro social que se está dando en la capital con el crecimiento del paro y la existencia, según sus datos, de unas 20.000 familias que carecen de ingresos. Casa de la Caridad alertó hace unos días de que la atención a familias había crecido un 44% respecto al año anterior. Y, en concreto, los menores han multiplicado por dos su presencia en los comedores sociales. 

"Hay cuestiones que deben ser prioritarias en la agenda política del gobierno municipal, y la manutención de los menores debe serlo, pero no por caridad sino por derecho", ha añadido Calabuig. 

Ante la situación de emergencia, los socialistas llevarán este viernes al pleno una moción en la que instan al gobierno local, del PP, a facilitar tres líneas de ayudas a las familias con pocos ingresos. La primera es abrir un colegio por distrito para que los menores puedan comer como hasta ahora sin atravesar toda la ciudad. 

También proponen que se les facilite el transporte gratuito a las familias usuarias de los centros municipales de servicios sociales y se facilite a los menores acceso libre a piscinas y centros deportivos municipales durante el verano.

Los socialistas recuerdan que los dos millones de euros que el Ayuntamiento de Valencia dedica este año a ayudas de emergencia social -con ellas se sufragan alquileres y gastos como la luz o el agua- dos millones de euros. La concejal Anaïs Menguzzato ha lamentado que la línea de ayudas creada por la Diputación de Valencia para ayudar a los municipios de la provincia de Valencia a mantener abiertos este verano los comedores escolares para menores con riesgo de exclusión, sea para todas las localidades menos para Valencia.

El gobierno local ha respondido a las declaraciones del principal grupo de la oposición. La concejal de Bienestar Social e Integración, Ana Albert, ha lamentado las declaraciones de Menguzzato "porque no se ajustan a la realidad. Ella misma reconoce que no tiene datos de lo que habla, y con un tema tan sensible, esto no es serio ni responsable", ha dicho. 

“Los datos demuestran que el Ayuntamiento de Valencia tiene en marcha los recursos suficientes para atender cualquier situación de necesidad que se produzca, todos los días del año y por supuesto durante todo el verano” ha subrayado la edil popular. “Y así lo hacemos conjuntamente con las entidades que se dedican a la atención de las personas necesitadas en la ciudad, con las que me vengo reuniendo todas las semanas”.

Sobre la firma

C. V.

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS