Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECONOMÍA

Euskadi teme por el futuro del sector naval si tiene que devolver las ayudas

El PNV reclama en el Congreso a Mariano Rajoy que ejerza su influencia "si la tiene" ante la UE

Euskadi teme por el futuro de su sector naval, amenazado por la posibilidad de que la Unión Europea obligue a 19 astilleros españoles, entre ellos los cinco vascos, devuelvan cerca de 3.000 millones de euros en ayudas concedidas por el Gobierno entre 2005 y 2011. Esa cantidad supone el 95% de las ayudas recibidas en esos años y amenaza a más de 87.000 empleos directos e indirectos localizados principalmente en Galicia, País Vasco y Asturias, como recoge la patronal de los astilleros afectados, Pymar.

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy que use "su influencia en la Unión Europea (UE), si es que la tiene", para impedir que se acuerde la devolución de 3.000 millones de euros en ayudas al sector naval, para impedir su "quiebra" y la pérdida de 87.000 puestos de trabajo.

La investigación reabierta desde hace tres años por el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, afecta al llamado tax lease, anterior modelo de financiación de los astilleros españoles denunciado por sus homólogos holandeses y noruegos por atentar contra la competencia por las deducciones aplicadas por el Gobierno español a financiadores.

Esta inquietud también la ha compartido el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, quien en su habitual comparecencia tras el consejo de gobierno ha advertido que en el caso de que la Unión Europea obligue a los astilleros españoles a devolver las ayudas públicas recibidas durante los últimos años provocará la "muerte definitiva" del sector en Euskadi. "Supondría una sentencia de muerte para la industria naval vasca", ha dicho.

Erkoreka ha analizado así las informaciones que hablan de la existencia de un borrador de fallo que declara ilegales dichas ayudas y obliga a que los astilleros procedan a su devolución a la Administración del Estado. Y aunque ha precisado que "no tenemos constancia oficial" de la sentencia, ha reconocido que han existido conversaciones informales" que así lo apuntan.

Y ha asegurado que "si finalmente se confirma y se establece la necesidad de que los astilleros devuelvan 3.000 millones de euros a las Administraciones públicas que teóricamente debían haber satisfecho y no hicieron, supondría una sentencia de muerte definitiva para la industria naval vasca. Una industria que da empleo a miles de trabajadores directos e indirectos".

En este punto, y tras subrayar el alto grado tecnológico de la industria auxiliar del sector naval, ha insistido en que "sería un golpe muy serio a la industria naval vasca, una industria que tiene una actividad de generación de economía y riqueza no desdeñable y que entronca además con una tradición de honda raigambre en la economía vasca".

Para el Gobierno vasco una sentencia como la descrita no sería "neutralizable. Es un poco difícil, ya que estamos hablando de la declaración de incompatibilidad con el derecho europeo de la competencia del sistema de tax lease que ha venido rigiendo en el Estado y que conciliaba fórmulas de financiación y componentes tributarios para hacer más competitiva a los astilleros".

Por su parte, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que sería de una "gravedad extrema" para los astilleros que la UE obligara a devolver las ayudas y ha indicado que la apertura de esta causa también tiene "origen en el Estado español.

En una entrevista a Onda Cero, recogida por Europa Press, ha afirmado que el sector naval vasco "ya ha sufrido mucho" y, tras recordar la época del "esplendor" de los astilleros de Euskalduna o la Naval, ha indicado que "ya prácticamente no hay". "Y lo poco que nos queda, con esta sanción, probablemente salga muy tocado", ha añadido.