Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prohibido el marisqueo en Doñana por la presencia de salmonela

El consumo de busano, cañaílla, coquina, longueirón y navaja-muergo comporta riesgo para la salud

Un pescador, en una playa de Doñana.
Un pescador, en una playa de Doñana.

El marisqueo de moluscos y bivalvos en la costa del Espacio Natural de Doñana esta prohibido desde hoy después de que el Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta de Andalucía haya detectado en ellos presencia de salmonela.

Según un comunicado de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a raíz de estos resultados, ha prohibido la captura y comercialización de especies como el busano, cañaílla, coquina, longueirón y navaja-muergo, ya que su consumo comporta riesgo para la salud humana.

Se ha cerrado también por la presencia de salmonela la zona de Mazagón; mientras que las zonas de producción de la desembocadura del Piedras y Punta Umbría lo han sido por detectarse la presencia de la toxina DSP.

Junto a estas zonas de producción, la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente recuerda que tampoco está autorizada la captura y comercialización de bivalvos de las zonas de producción de la Barra del Terrón e Isla Canela.

En estos espacios, los análisis del Laboratorio de Control y Calidad de los Recursos Pesqueros han constatado, además de las sustancias que motivaron su cierre la pasada semana (E.coli y DSP, respectivamente), la aparición también de salmonella en sus aguas.

Tampoco está permitida la actividad extractiva en el río Guadiana, también a causa de la toxina DSP, desde el día 13 de junio.

Las labores de marisqueo se podrán retomar en los distintos puntos del litoral onubense en cuanto los análisis del Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros ubicado en Cartaya certifiquen que la ingesta de bivalvos procedentes de sus aguas ya no conlleva ningún riesgo para la salud pública.

El resto del caladero de la provincia de Huelva se encuentra abierto a la actividad, al no implicar riesgos para los consumidores.

Estas medidas se enmarcan dentro del Programa de Control y Seguimiento de las Condiciones Sanitarias en las Zonas de Producción de moluscos bivalvos, gasterópodos y equinodermos del litoral andaluz que realiza la Junta para proteger la salud pública y a garantizar la calidad sanitaria de los productos pesqueros.