Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el fin de la violencia

PSE-EE y PP mantienen sus reticencias al actual texto del Plan de Paz y Convivencia

El 'lehendakari' explica el documento a los rectores de las tres universidades vascas

Urkullu, junto a los rectores de Mondragón, UPV-EHU (en representación de Goirizelaia) y Deusto.
Urkullu, junto a los rectores de Mondragón, UPV-EHU (en representación de Goirizelaia) y Deusto.

Socialistas y populares mantienen discrepancias sobre el contenido del texto que recoge el Plan de Paz y Convivencia presentado por el lehendakari, Iñigo Urkullu. Patxi López ha abogado por"pulir" algunos de los términos que se recogen en la iniciativa, mientras desde el PP, su presidenta, Arantza Quiroga, recuerda sus críticas de mayor calado.

Mientras se suceden las reacciones, Urkullu mantiene su ronda de contactos para detalla a representantes de la sociedad vasca las líneas generales y la esencia de este plan. En la jornada del miércoles lo ha hecho con los rectores de cada una de las tres universidades vascas, que acudieron a la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria.

 López apuesta por "pulir" el Plan de Paz y Convivencia porque "no servirá" si pretende difuminar en el lenguaje "algunas responsabilidades". Por otra parte, ha asegurado que la democracia no es "una ciudad amurallada", sino con las "puertas abiertas", en la que los presos pueden reinsertarse.

En una entrevista a ETB, recogida por Europa Press, López ha defendido la desaparición de ETA porque su "simple existencia" es un "anacronismo absurdo". "¿Una banda terrorista que dice que no va a actuar, para qué existe? ¿Para qué condicionar?", ha agregado.

Tras indicar que la desaparición de ETA es, por tanto, el primer objetivo, ha añadido que el segundo tiene que ver con la memoria, que debe servir de "muro que impida la vuelta atrás". Además, ha apuntado que la memoria también tiene un componente de "valoración ética" al "reconocer los hechos".

La cuestión del lenguaje sobre los asesinatos, principal diferencia a superar

En este sentido, tras aludir al Plan de Paz y Convivencia, ha indicado que no nos podemos resignar a hacer "un registro", sino que debe existir una valoración ética. "Y, además, un registro que espero que no pretenda difuminar lo que hemos vivido en los últimos años en este país, que es la existencia de una banda terrorista que ha matado a los que no pensaban como él porque querían imponer un proyecto totalitario fascista", ha añadido.

Por lo tanto, ha asegurado que no le valen "ambigüedades en los lenguajes" porque hay que ser "muy claro y muy serio" si se quiere construir una sociedad "sobre valores éticos y democráticos". "Y no me vale que haya setenta y muchos folios si utiliza cosas ambiguas y si cada uno no asume la responsabilidad de lo que ha sucedido en este país", ha agregado.

López ha indicado que ha habido "diferentes terrorismos" pero no ha oído a nadie "gritar 'viva el GAL' o 'GAL mátalos', mientras que sí ha escuchado "'viva ETA' y 'ETA mátalos'". En este sentido, ha asegurado que cada uno "tendrá su responsabilidad con ese pasado, si se quieren hacer las cosas de verdad".

Preguntado por si cree que el Plan de Paz y Convivencia va en la buena dirección, ha indicado que, si estamos ante "setenta y muchos folios para difuminar en el lenguaje algunas responsabilidades, no servirá" y, por ello, considera que hay que "pulir" ese Plan.

López ha aludido al hecho de llamar "asépticamente muertos", en lugar de "asesinatos", a las víctimas de ETA tiene "un componente que difumina la realidad de lo que ha pasado en este país". El dirigente socialista ha afirmado que el lenguaje "no es neutro" e "indica muchas cosas".

Por su parte, la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, cree que el Plan de Paz y el informe sobre vulneración de derechos humanos del Gobierno vasco están "escorados" y ha realizado un llamamiento a "enmendar el error". Además, cree que se "ha roto" el consenso en el tema de "convivencia y libertad" en Euskadi que PNV, PSE-EE y PP alcanzaron la pasada legislatura, y ha reclamado una exigencia "unánime" para que el mundo de la izquierda abertzale "se mueva".

La máxima representante del PP vasco ha transmitido a Ortuzar y López su preocupación "en este sentido" porque considera que "por aquí no van en el buen camino".

"En esto nos jugamos mucho y ese informe lo enmarco mucho dentro de esa estrategia del Gobierno vasco que nos está preocupando porque ese encuentro que tuvimos, ese compartir el diagnóstico, por dónde tenía que ir el futuro de la convivencia y la libertad en Euskadi, ahora está incluso roto, en el sentido de que no nos encontramos", ha añadido.

No obstante, ha precisado que los populares pondrán "todo de su parte" para que las tres formaciones vuelvan a "encontrarse" y que la exigencia "sea unánime respecto a ese mundo para que se mueva porque, si no, todo lo demás será mantener esta situación que no lleva a ninguna parte".

Además, se ha mostrado convencida de que la mayoría de la sociedad vasca "no entiende que se quiera hacer pasar página, pero, además, desmemoriada". "Porque todo el mundo tiene muy claro lo que ha pasado en Euskadi durante estos últimos 40 años, y lo llama por su nombre, terrorismo, y sabe lo que ha vivido en cada uno de los pueblos de Euskadi", ha aseverado.

Por ello, ha considerado que "un documento que salga del Gobierno vasco y no refleje eso, es un error". "Nosotros vamos a intentar enmendar ese error", ha afirmado.