Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Formentera se queda sin internet

El ancla de un gran barco destroza el cable de fibra óptica que va de Ibiza a la isla

Se han restablecido 800 líneas de banda ancha

Formentera regresó ayer de golpe a finales del siglo XX. La isla ha quedado desconectada de internet, lo que deja en evidencia la dependencia global de las nuevas tecnologías y sistemas de comunicación. Una población de 11.000 habitantes y tres veces más de plazas en oferta turística ha retrocedido una década en el tiempo porque el ancla de un gran barco destrozó el lunes el cable de fibra óptica Ibiza-Formentera.

Unas 2.300 conexiones ADSL quedaron cercenadas. Al cabo de 30 horas, unas 800 lineas de banda ancha se han restablecido provisionalmente. Hoteles, restaurantes, navieras y comercios quedaron sin poder acceder a su sistema de reservas y ventas, con los suministros bloqueados. Los cientos de turistas que solo usan dinero de plástico han resultado especialmente afectados porque se han quedado sin poder acceder a los cajeros y los sistema de pago. El hospital insular tiene una red propia, así como algunos bancos.

Con la isla más aislada que nunca, sin red de Telefónica en ADSL y 3G, se inició un operativo inédito de retorno al pasado al instalar conexiones por radio y repetidores. La avería tardará en repararse porque el barco especializado en el tendido de cables submarinos debe navegar desde Sicilia.

Otras veces han sido los tiburones, dicen, los que han dentellado la malla de conexiones protegida. La rotura ocurrió 1.650 metros de la costa de es Cubells sobre un fondo de entre 20 y 30 metros. Un barco ha sido interceptado en Torrevieja por su posible responsabilidad en la avería. Los sistemas de navegación por GPS delatan la situación de las embarcaciones de manera precisa

La transmisión de voz se recuperó gracias a la reactivación de los sistemas antiguos de radio enlace de los que disponía Telefónica. Entre empresarios se considera que la falta de conexión por red causa “parálisis total de la economía en la isla”. Telefónica accionó un gabinete de crisis para intentar restablecer las comunicaciones en dos o tres días a través de radio enlaces con la península.