Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empeoran los resultados de la Primaria

La Generalitat justifica que ha cambiado las pruebas y ahora son más difíciles

Las notas de los alumnos de sexto de Primaria han empeorado notablemente respecto al año pasado en todas las materias. Según los resultados de la evaluación de las competencias de este nivel, la media de las cuatro asignaturas instrumentales —las matemáticas y las tres lenguas— han caído entre uno y ocho puntos. La lengua catalana es la que más ha empeorado, pasando del 79,6 de media que obtuvieron los alumnos el año anterior a los 71,1 actuales. La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, justificó este descenso en el cambio de las pruebas. “Son más difíciles y hemos introducido nuevas competencias, así que los resultados no son comparables con los del año pasado”, terció Rigau.

Durante la prueba de evaluación, realizada hace un mes a unos 70.000 estudiantes, algunos de estos destacaron especialmente la dificultad de la prueba de catalán —que Rigau admitió ayer—, ya que se incluían palabras complicadas como fressa eixordadora (ruido ensordecedor) que algunos no habían oído nunca. El empeoramiento de las notas en esta materia ha provocado que por primera vez, al menos en los últimos cuatro años, los alumnos obtengan peor resultado en catalán que en castellano (esta con un 76,6 de media). “Esto quiere decir que debemos mantener la inmersión lingüística”, recondujo Rigau.

La consejera se mostró satisfecha porque mejora el porcentaje de alumnos con peores resultados. Este año los rezagados representan el 15% del total en casi todas las materias, excepto en inglés, que sube al 19%. Unos porcentajes inferiores a los del año pasado, cuando la banda baja oscilaba entre el 16 y el 27,4% de los examinados.

Rigau se refirió ayer a la veintena de familias de la escuela El Turó del Cargol que no dejaron que sus hijos realizaran las pruebas como protesta contra los recortes. Visiblemente molesta, la consejera dijo que “la queja era por la troika” y censuró este comportamiento. “Lo que no puede hacer un padre es impedir que el centro cumpla con su obligación. Enseñanza se reunirá con estas familias el próximo lunes.