Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella venderá las plazas de aparcamiento a los residentes

Botella anuncia que suavizará las restricciones para instalar terrazas

También eliminará el impuesto de obras para las pequeñas reformas en locales

Convertirá los recintos feriales de la Casa de Campo en la sede de Policía Municipal y SAMUR

Botella, en su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad. Ampliar foto
Botella, en su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad. EFE

Tras varias semanas en las que la actividad pública de los responsables municipales se ha reducido al mínimo para preparar a fondo el debate sobre el estado de la ciudad, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella ha anunciado esta mañana ante el pleno municipal el fruto de ese trabajo, cristalizado en cuatro grandes anuncios que profundizan en la vía del liberalismo económico y el adelgazamiento de las funciones reguladoras del Ayuntamiento.

Botella pondrá a la venta las plazas de los aparcamientos para residentes, que hasta ahora se concedían temporalmente y sujetas a fuertes restricciones. Además, recortará las limitaciones administrativas para que las aceras de la capital se pueblen de terrazas de temporada. Perdonará el impuesto de obras a los autónomos y pymes que quieran hacer una pequeña reforma en sus locales. Y, por último, concentrará las sedes de los órganos municipales de Seguridad y Emergencias en las instalaciones feriales de la Casa de Campo, buscando así una utilidad alternativa a unos recintos envejecidos, sin apenas atractivo para competir en la organización de ferias y congresos, y que requieren de una fortísima inversión de dinero público para adecuarse a los niveles de seguridad mínima para las personas.

» Venta de las plazas de aparcamiento para residentes. El Ayuntamiento dispone en la actualidad de 113.803 plazas distribuidas en 287 aparcamientos públicos, de los que la mayoría (231) son exclusivos para residentes, 21 son de rotación y 35 combinan ambos modelos. Botella ha anunciado esta mañana que, para solventar “las carencias del modelo concesional” y “permitir su transmisión y el libre uso por parte de los residentes”, el Ayuntamiento ofrecerá a estos en propiedad las 95.302 plazas que ahora tienen otorgadas temporalmente.

No será un proceso inmediato, toda vez que el Ayuntamiento lleva preparándolo ya desde mayo de 2011, cuando Botella sumó como concejal entonces de Medio Ambiente las competencias de Movilidad. Comenzará en una semana, pero será “gradual, voluntario y sujeto a la demanda de plazas y la normativa vigente”, ha aclarado el Ayuntamiento. El primer paso será desafectar las plazas para que pasen de ser bienes de dominio público de todos los madrileños para convertirse en bienes patrimoniales del Ayuntamiento, pudiéndose así enajenar.

» Más terrazas con menos restricciones. Botella ha profundizado esta mañana en la revisión de la ordenanza de terrazas, un proyecto normativo que también lleva en marcha prácticamente desde el inicio de esta legislatura. La alcaldesa ha aludido al incremento del número de solicitudes (en parte, por el aumento del uso derivado de la prohibición de fumar en recintos cerrados que entró en vigor en 2011; en parte, por la búsqueda de clientes en tiempos de profunda recesión) y ha proporcionado algunas cifras: en 2009 había 1.495 terrazas autorizadas; el año pasado, 3.740.

La nueva ordenanza “flexibilizará” los itinerarios de paso reservados para los peatones en las aceras y las distancias de seguridad de los locales con la fachada y la calzada. También se suavizarán las condiciones impuestas a los hoteles para instalar terrazas (el año pasado, sólo 24 lo hicieron), habilitando además a cualquier establecimiento con cafetería o restaurante (gimnasios, museos, teatros, etcétera) para montar la suya. Se permitirá que las terrazas ocupen más de 100 metros cuadrados sin necesidad de una licencia especial, y se liberalizará el uso del espacio, de forma que no se controle según el número de mesas con sus correspondientes sillas y se puedan colocar así mesas altas, barriles, etcétera. Además, se permitirá anclar elementos a la vía pública.

» Menos impuestos para las pequeñas reformas en negocios. El Ayuntamiento va a aprovechar el cambio fiscal introducido esta primavera por el Gobierno central para bonificar el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en un 95% para aquellas obras de reforma en locales o negocios cuyo coste no supere los 45.000 euros. El ICIO supone el 4% del presupuesto. Sólo se podrán beneficiar de esta medida las pymes y los autónomos. El Ayuntamiento cifra en 1,5-2 millones de euros el dinero que dejará de ingresar por esta iniciativa.

» Un complejo de Seguridad y Emergencias en la Casa de Campo. La alcaldesa ha anunciado esta mañana la creación de “un gran complejo de Seguridad y Emergencias” en los recintos feriales de la Casa de Campo, adónde trasladará a los empleados ubicados ahora en las calles Albarracín (549) y Plomo (437) y en la avenida del Mediterráneo (120). Se ahorrará así un alquiler de 5,3 millones por la sede de Albarracín.

El nuevo complejo estará conformado por el pabellón de La Pipa, la Oficina del Comisariado y el pabellón 29 de los recintos feriales. Sólo el último de ellos, de 2.000 metros cuadrados de superficie, está listo. Los otros dos, que suman 11.000 metros cuadrados, requieren de unos trabajos de rehabilitación que costarán 11 millones de euros y comenzarán el año que viene, según Botella. Cabe destacar que el pabellón de La Pipa, pese a sus deficiencias de seguridad, ha seguido utilizándose para organizar ferias y congresos.

Una vez concluida la mudanza, en el nuevo complejo estarán instaladas las direcciones generales de Seguridad y de Emergencias y Protección Civil; la Jefatura de Policía Municipal; las unidades de Atestados de Tráfico y Asuntos Internos, entre otras; y el SAMUR. Posteriormente, es decir, cuando haya disposición presupuestaria para el traslado, se podrán trasladar allí los bomberos y otros servicios relacionados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram