Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat quiere ahorrar 64 millones en ingresos hospitalarios

Salud concentrará servicios en algunos centros dentro de un plan para ganar eficiencia

Los hospitales de la Red Hospitalaria de Utilización Pública —XHUP, por sus siglas en catalán— deberán afrontar una nueva bajada de ingresos por la actividad que realizan a cargo del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). El Gobierno catalán —que pretende recortar un 8% su gasto en los hospitales— reducirá un 1% la actividad que llevan a cabo los centros sanitarios mediante un plan de reordenación. La Generalitat quiere ahorrar de este modo 64 millones de euros este año, reduciendo en 8.000 los ingresos hospitalarios.

La mitad de este recorte corresponde a enfermos que son hospitalizados tras acudir a urgencias y la otra mitad a pacientes que se van a casa tras una intervención en lugar de quedarse en el hospital. Salud quiere ahorrarse en total hasta 18.000 ingresos en hospitales de agudos de aquí a 2015. Lo hará ganando en “eficiencia” y reduciendo la variabilidad en las cifras que manejan los centros, afirmó el director del CatSalut, Josep Maria Padrosa.

Uno de los objetivos de la Generalitat es reordenar los servicios especializados y concentrarlos en determinados hospitales. Además de los servicios de oncología y neurología, cuya reordenación comenzó en 2012, Salud empezará este año a agrupar servicios de pediatría, trasplantes y cirugía cardíaca. En 2014 y 2015 será el turno de la cirugía vascular, la traumatología, la oftalmología, la cirugía torácica y la dermatología. El departamento contempla que sean los profesionales los que se desplacen a los hospitales que estén de guardia un determinado día.

Padrosa no descartó que los cambios puedan comportar el despido de profesionales que no tengan cabida en este nuevo sistema y delegó en los hospitales el decidir cómo ejecutar el recorte presupuestario. “Puede ser” que los hospitales tengan que aplicar Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) o eliminar pagas extras, reconoció el director del CatSalut. Padrosa emplazó a los centros a “negociar” el recorte con los trabajadores en los convenios colectivos.

 Uno de los primeros cambios en la reordenación de servicios se ha aplicado en el Parc Salut Mar de Barcelona, que cerrará en septiembre parte de los servicios de salud mental que ofrecía, lo que podría comportar el despido de unos 30 profesionales contratados como interinos, informa Europa Press.