busqueda de acuerdos en euskadi

Pastor insiste en trasladar un posible acuerdo fiscal con el PNV al Parlamento

Pastor recuerda la capacidad de la Cámara para establecer "criterios generales"

El PSE-EE insiste en someter a debate y votación en el Parlamento vasco un eventual pacto para reformar IRPF e Impuesto de Sociedades y aplicar nuevos instrumentos para mejorar la lucha contra el fraude. Los socialistas consideran que el refrendo del Legislativo autonómico facilitaría consensos en las Juntas Generales para aprobar las normas tributarias.

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, ha anunciado hoy que defenderán este procedimiento con la convicción de que las leyes atribuyen a la institución legislativa la función de establecer los "criterios generales" de la fiscalidad, y ha dicho que la implicación parlamentaria debe extenderse a los acuerdos, si los hay, sobre servicios públicos y entramado institucional.

Pastor ha explicado que la reunión entre PNV y PSE es el inicio de un proceso de negociación dirigido a buscar "un acuerdo global que de respuestas a los ciudadanos. Un acuerdo en el que se vea la forma de mejorar los ingresos con un fiscalidad justa y progresiva, y de reducir gastos mediante la reforma del entramado institucional y más eficiencia en la prestación de servicios".

El "blindaje" de los servicios públicos esenciales y medidas para reactivar la economía son, ha dicho, las dos 'patas' que completarían ese pacto "integral".

Los dos grupos de trabajo sobre fiscalidad comenzarán a trabajar esta misma semana

Los socialistas advirtieron en el momento en el que el lehendakari Iñigo Urkullu convocó la 'cumbre' de partidos que el diálogo y negociación entre formaciones políticas no puede situar al Parlamento vasco en un segundo plano. Pastor ha vuelto a poner sobre la mesa esta idea y ha dicho que todos los consensos "deben tener su sustento en lo que hagamos en el Parlamento".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así, ha sostenido que la Cámara de Vitoria deberá avalar a través de los presupuestos "la redistribución del gasto para ese blindaje de los servicios públicos y para impulsar planes económicos y de empleo", "decidir cómo reducir gastos superfluos de duplicidades e ineficiencias de nuestro entramado institucional" y fijar su posición sobre la fiscalidad.

"Será el Parlamento el que deba decidir la forma en la que obtener los ingresos que hagan posible ese acuerdo integral. Si en este Parlamento se sientan los criterios sobre fiscalidad, será más fácil el apoyo en las Juntas Generales para fijar las normas tributarias correspondientes", ha señalado.

Pastor ha afirmado que los socialistas "no vamos a escondernos. No vamos a buscar pactos extraños y oscuros que no respondan a los criterios expuestos y que no tengan su aval por la Cámara que representa al conjunto de los ciudadanos vascos. Y el Gobierno no puede huir de este Parlamento ni ampararse en las relaciones entre partidos para eludir el control de la Cámara".

El dirigente socialista ha admitido que el diálogo y negociación se amplíe a otros partidos además de PNV y PSE, pero ha limitado que el objetivo de esos contactos debe ser "allanar los principios sobre los que asentar ese consenso básico y global". Y ha abierto la puerta a que el PP se sume al acuerdo fiscal si comparte una serie de principios y políticas.

"Queremos acuerdos de país y para el país, pero manteniendo nuestros criterios sobre cómo debe de ser esa política fiscal, justa, progresiva, que haga pagar más a quienes más tienen, que ponga en marcha la interconexión de datos a tiempo real entre las tres Haciendas Forales, que dé al Parlamento la función de fijar los criterios generales de la política fiscal.", ha añadido. El PP, y también el PNV, deberán responder si está de acuerdo o no con esos criterios, ha explicado.

Pastor ha reconocido que los dos principales obstáculos en la negociación con los jeltzales están en la interconexión de las bases de datos de las Haciendas Forales y el papel del Parlamento vasco, pero ha confiado en alcanzar una "aproximación importante. Vamos a empezar a recorrer el camino y cuando se produzcan acuerdo se anunciará".

Los grupos de trabajo de ambos partidos sobre fiscalidad mantendrán una primera reunión esta misma semana teniendo en cuenta que el acuerdo tiene fecha límite habida cuenta de que debe de pasar por el Organo de Coordinación Tributaria (OCT) para que las Juntas Generales aprueben después las normas fiscales antes de fin de año.

"No hay una fecha tope, no sería la primera vez que una Diputación lleva la norma fiscal acompañando a los presupuestos del año. Hay prisa, pero también cierto margen de flexibilidad", ha indicado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS