Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU, ERC e Iniciativa piden al PP que suprima la Delegación del Gobierno

Los tres grupos piden a los populares que tomen esa medida para adelgazar la Administración

El PP pide al Gobierno y el resto de grupos que acaben con la “campaña” de acoso y derribo contra De Luna

De Luna durante el homenaje a la División Azul.
De Luna durante el homenaje a la División Azul.

El Partido Popular elevó ayer al Parlament una proposición de ley para adelgazar la Administración local y se encontró con una reacción de la mayoría de grupos de la cámara que reclamaron al PP que empiece por racionalizar gastos eliminando la Delegación del Gobierno. Convergència i Unió, Esquerra e Iniciativa reclamaron que se suprima esa institución, ahora en el centro del huracán desde que la delegada del Gobierno, Llanos de Luna, entregó un diploma a la División Azul, que luchó junto a Hitler, durante un homenaje a la Guardia Civil celebrado en Sant Andreu de la Barca.

La discusión se originó cuando Pere Calbó, diputado popular, propugnó una reforma de los Consejos Comarcales. Todos los partidos, salvo Ciutadans calificaron la medida de “oportunista” y populista. “Si tanto quieren ahorrar ¿Por qué no cierran la Delegación? ¿Por qué se gastan tanto en tanques?”, se preguntó el convergente Albert Batalla, tras realizar una enérgica defensa de los Consejos Comarcales. La ecosocialista Marta Ribas, que calificó la propuesta del PP de “populista”, se pronunció también en la misma línea y el republicano Marc Senglas lanzó categórico: “¿Qué funciones hace la delegada además de tensionar el mapa político de Cataluña? Si quieren ahorrar gastos superfluos, echen a la delegada”.

La ataques a De Luna provocaron una enérgica reacción de Calbó que acusó al Gobierno de Artur Mas y a determinados grupos de haber organizado una campaña “perfectamente orquestada” de “acoso y derribo” contra la delegada. “¡Basta ya! Intentan machacarla”, exclamó. Con ironía, Senglas replicó: “No hay campañas: las organiza ella solita. Crea conciencia de país. Les pedimos que la cesen”.

¿Por qué no cierran la Delegación? ¿Por qué se gastan tanto en tanques?

Albert Batalla, diputado de CiU

La polémica se vivió también en el Congreso donde el diputado de CiU, Jordi Xuclà, deploró la “insoportable banalización del nazismo” y pidió al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz que destituya a De Luna. “¿Alguien se imagina a un gobernante alemán, francés o británico entregando un galardón a una persona vestida con un uniforme del ejército nazi?”, preguntó Xuclà. El ministro situó el acto “en un contexto de reconciliación nacional” y recordó que homenajes similares se celebran en Cataluña de forma “ininterrumpida” desde 2003 por lo que reprochó a CiU que debería haber pedido desde entonces la dimisión de todos los delegados del Gobierno.

La respuesta fue fulminante: el ahora diputado del PSC Joan Rangel, que ocupó el cargo entre 2004 y 2011, aseguró que “nadie se atrevió nunca” a plantearle un acto así. “Sabían cuál sería mi respuesta. Es lamentable que el ministro intente embadurnar la trayectoria de personas que siempre han combatido el fascismo”. En 2004, la División Azul participó, eso si, en el desfile con motivo del Día de la Hispanidad siendo el ministro de Defensa, José Bono. El caso ha llegado también al Parlamento europeo: los eurodiputados de CiU, ERC-BNG e ICV han pedido a la Unión Europea que adopte medidas para evitar actos oficiales en los que se haga “apología del fascismo”.