Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias respaldan a los centros que piden el cambio a línea en valenciano

Un 83% ha marcado valenciano como primera opción en 44 colegios que lo solicitaron

Alumnos de primaria en la última Trobada d'Escoles de Valencia.
Alumnos de primaria en la última Trobada d'Escoles de Valencia.

Ocho de cada 10 familias que ha solicitado la matrícula en los 44 centros que solicitaron cambio al  nuevo Programa Plurilingüe de Enseñanza en Valenciano (PPEV) han respaldado esta opción lingüística. Así lo indican los datos provisionales recabados por Escola Valenciana centro a centro, a falta de la información oficial de la Consejería de Educación, que se encuentra en fase de volcado de los datos. Según la evaluación de Escola Valenciana, se da el caso de algún centro donde el 100% de las familias solicitantes han optado prioritariamente por el programa de enseñanza en valenciano. El colegio público El Romeral de Alcoi está en esta situación.

Educación desestimó contestar a los centros solicitantes con anterioridad al inicio de la escolarización y planteó como una especie de encuesta el proceso de matrícula, tras el cual la Administración  estudiaría y resolvería las peticiones centro a centro, respetando "voluntad de las familias".

Escola Valenciana puso en marcha la campaña Marca't un punt per la llengua que consiguió que muchos centros otorgaran a las solicitudes que optaran por el valenciano el punto adicional al que tienen derecho. Con notable éxito, a tenor de la información recabada por este diario en algunos colegios. La campaña estaba patrocinada por la Acadèmia Valenciana de la Llengua y avalada por las cinco universidades públicas valencianas y las Unidades para la Educación Multilingüe universitarias- "ha dado resultados muy positivos durante el periodo de matriculación en las escuelas, que finalizó el 16 de mayo".

Las únicas solicitudes que resolvió la Administración educativa con anterioridad fueron las de los dos colegios a los que los tribunales habían dado la razón en su solicitud  de cambio a línea en valenciano, que fue denegada hace tres años por la consejería. El colegio público Rei En Jaume de Xirivella y el  concertado San Cristòfor de Picassent recibieron la resolución favorable al nuevo Programa Plurilingüe de Enseñanza en Valenciano unos días antes de empezar el proceso de admisión de alumnos, de tal forma que pudieron ofertar las nuevas vacantes en valenciano. En el segundo, según informa su director, ha habido más demanda que oferta. El segundo, ha sucedido lo contrario, en buena medida por la implantación del distrito único escolar, según informa también su director.

Aunque la Consejería de Educación no ha resuelto formalmente ninguna de las solicitudes de los restantes centros, algunos de ellos ya han recibido notificaciones informales vía correo electrónico, según ha podido saber este diario.  Es el caso de El Romeral de Alcoi, que hasta ahora tenía dos líneas en valenciano y una en castellano y de confirmarse la autorización pasará a ser íntegramente en valenciano tras recibir el 100% de las solicitudes para esta opción lingüística y ninguna la línea en castellano en primera opción. Otros centros siguen a la espera y en la duda. Es el caso del Mare Nostrum de Valencia, de dos líneas, donde 43 de las 46 solicitudes recibidas tenían la marca del valenciano en primera opción.

Tres únicas opciones por el castellano pueden tirar por tierra una opción respaldada mayoritariamente, en este colegio de la capital, tanto por el claustro como por las familias solicitantes, en una zona donde la mayoría de los centros imparten enseñanza únicamente en castellano. Escola Valenciana calcula que si la consejería aprobara finalmente el cambio de programa lingüístico en las escuelas solicitantes, 1.320 alumnos más de 3 años podrán estudiar en la lengua vernácula el curso 2013-2014.

La plataforma cívica que aglutina asociaciones y entidades en defensa del valenciano estima que "para equilibrar y garantizar la demanda actual de enseñanza en esta lengua haría falta que la administración valenciana ofreciera 460 líneas más de enseñanza en valenciano en los centros educativos, que supondrían el cambio de programa de línea en castellano a línea en valenciano dentro de la red de escuelas que se tienen actualmente al sistema educativo".