Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia tumba los despidos de médicos de más de 65 años

Sanidad prepara un documento para poder tirar a los facultativos que pidan seguir hasta los 70

El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, en las Cortes Valencianas.
El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, en las Cortes Valencianas.

Para poder despedir a los médicos mayores de 65 años, la Consejería de Sanidad debería tener aprobado un documento que analizara sus necesidades de personal a corto y medio plazo, el llamado Plan de Ordenación de Recursos Humanos. Pero no lo tiene. Por eso, los tribunales de justicia están tumbando —al menos casi un centenar— de despidos de facultativos dictados por la Generalitat. Y por el mismo motivo, la Consejería de Sanidad está elaborando el documento que necesita para echar a su personal de más años para reducir su gasto en personal.

Así lo anunció este martes el responsable de este departamento, Manuel Llombart, que dijo que la consejería aprobará “en breve” un plan de ordenación para la jubilación de los facultativos de más de 65 años, alrededor de 600 en la Comunidad Valenciana. Lo comentó antes de inaugurar la quinta Jornada de Gestión Sanitaria, Calidad Asistencial y Seguridad, al ser preguntado por la jubilación forzosa en la Comunidad de Madrid de unos 700 médicos de más de 65 años.

Llombart manifestó que se buscan “las formas para que aquellas personas que aporten valor añadido al sistema, independientemente de su edad, puedan seguir trabajando con nosotros”. “No tendría sentido común jubilar a personas que aportan un valor añadido al sistema y que tendríamos que reemplazar por otras que a lo mejor, por su grado de experiencia, todavía no llegan a aportar ese valor”, indicó. El titular de Sanidad comentó que el plan, que tendrá que ser aprobado “en breve”, está siendo discutido en la mesa sectorial con los sindicatos y permitirá la jubilación del facultativo a los 65 años “pero teniendo en cuenta la situación de cada uno de esos médicos”.

Hasta el momento, cuando un facultativo superaba los 65 años tenía la posibilidad de solicitar continuar en su puesto de trabajo hasta los 70. Para ello, bastaba con superar un examen, a cargo del servicio de prevención de riesgos laborales, que acreditara que era apto para seguir trabajando.

Hay unos 600 especialistas que rebasan la edad de jubilación

A pesar de contar con este informe, la consejería —a través de las direcciones de los centros— ha forzado en los últimos meses la baja de centenares de médicos de más de 65 años. Para ello, ha denegado la solicitud de permanencia amparándose en distintos argumentos

Los datos del sindicato médico CESM apuntan a que, al menos, se han visto afectados unos 400 especialistas. Algunos de ellos lo han asumido. “Creen que en el futuro su pensión puede no estar garantizada y se retiran con la pensión de jubilación máxima”, indica Andrés Cánovas, responsable del sindicato a nivel autonómico.

Otros han recurrido la decisión de la Administración valenciana. El CESM ha asumido unos 80 recursos, según datos facilitados por Cánovas. En todos los casos, señala, se ha ganado la apelación en los tribunales salvo en uno “que perdió en primera instancia y no quiso recurrir; si no, también se hubiera ganado”, añade.

En una de estas sentencias, a la que ha tenido acceso este diario, la juez indica que la decisión de denegar la petición de los facultativos de seguir trabajando se ha de apoyar en argumentos relacionados con las “necesidades de organización articuladas en el marco de los planes de ordenación de recursos humanos”. La aprobación previa del Plan de Recursos Humanos “es terminantemente obligatoria”. Entender lo contrario “impediría una adecuada planificación de los distintos servicios y elementos que configuran la complicada organización sanitaria, tanto en su aspecto material como el personal”.

La sentencia añade que por todos estos motivos “la elaboración, aprobación y publicación del Plan de Ordenación de Recursos Humanos es obligatorio a efectos de que la denegación de la prórroga [de actividas solicitada por el médico] sea debidamente justificada”. La juez añade en sus argumentaciones sentencias previas del Tribunal Superior de Justicia y del Tribunal Supremo en la misma dirección.

Otras comunidades autónomas, como la madrileña, también han jubilado a médicos mayores de 65 años que deseaban seguir prestando asistencia. Pero, a diferencia de la valenciana, diseñaron planes de recursos humanos para blindar los despidos.