Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta exige al Gobierno ser oída antes de recortar líneas ferroviarias

El Gobierno andaluz rechaza la supresión de servicios que proyecta Renfe

Pasajeros se dirigen a un convoy de media distancia de Renfe, en Huelva. Ampliar foto
Pasajeros se dirigen a un convoy de media distancia de Renfe, en Huelva.

El ministerio de Fomento no puede suprimir líneas ferroviarias en Andalucía sin nisiquiera consultar antes con la administración autonómica. Así lo ha advertido la consejería de Fomento y Vivienda, que dirige Elena Cortés (IU), que ha pedido al Gobierno central que “reflexione y escuche” antes de acometer los proyectados recortes.

El plan de reajuste de servicios que proyecta Renfe contempla la eliminación en Andalucía de siete líneas regionales que considera ineficientes, además del reajuste de los servicios de Avant que conectan Málaga, Córdoba y Sevilla por la línea del AVE, y éstas con Cádiz y Jaén.

La Junta es contraria al recorte de líneas y mantiene que precisamente su apuesta en política de transporte es la potenciación del uso del ferrocarril. El director general de Movilidad, José Luis Ordóñez, ha explicado este lunes que “el Gobierno andaluz mantiene su postura en defensa del mantenimiento y mejora tanto de los servicios de trenes regionales como de cercanías y el ministerio de Fomento no puede ignorar esta postura, porque además es compartida por una ciudadanía movilizada contra estos recortes”.

El Gobierno se ha negado a crear una comisión mixta que analice los trayectos

Además de no compartir las medidas, la Junta reprueba que el ministerio de Fomento actúe unilateralmente sin oir los planteamientos de la administración andaluza, que ha pedido en reiteradas ocasiones en los últimos siste meses que se crearan comisiones técnicas entre las dos administraciones para abordar soluciones a cada una de las líneas con más problemas de rentabilidad, estudiando detalles como las relaciones, horarios, paradas, o vehículos, entre otros. La última vez, el pasado día 9, en un escrito enviado por Ordóñez al director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral.

El pasado octubre, la consejera ya transmitió a la ministra en una reunión la defensa de las líneas amenazadas e incluso la necesidad de aumentar servicios, pero la Junta se queja de que la respuesta siempre es que lo financie la comunidad autónoma, cuando es “una obligación del Gobierno central”. En dicha carta, sin contestación hasta que una semana después trascendió a la opinión pública el documento con los planes de recorte de Renfe, el director general de Movilidad exponía cada una de las líneas que la Junta exige que se mantengan, como las Córdoba-Málaga y Ronda-Algeciras, que se inscriben además en el eje regional que se cruza en Bobadilla y que la administración autónomica propone reforzar.

También apuesta la Junta por mantener la comunicación con Extremadura, donde se concentra el grueso de los recortes de Renfe, como la líneas Sevilla-Llerena, o el corredor Huelva-Jabugo-Zafra.

Más información