Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara niega la existencia de “presos políticos” y rechaza utilizar la expresión

La abstención del PNV permite aprobar el texto acordado por socialistas y populares

El parlamentario de EH Bildu Hasier Arraiz asiste al pleno del Parlamento vasco este jueves con una camiseta con el lema 'Herri arresia aurrera' (adelante el 'muro popular'), empleado durante las movilizaciones en apoyo a la colaboradora de ETA Urtza Alkorta.
El parlamentario de EH Bildu Hasier Arraiz asiste al pleno del Parlamento vasco este jueves con una camiseta con el lema 'Herri arresia aurrera' (adelante el 'muro popular'), empleado durante las movilizaciones en apoyo a la colaboradora de ETA Urtza Alkorta.

El Parlamento vasco ha aprobado esta mañana una resolución con la que declara que en Euskadi “no existen problemas para defender las ideas políticas” ni tampoco “presos políticos” por lo que se rechaza la utilización de esa expresión. Con numerosas referencias a lo ocurrido ayer en Ondarroa, donde varios cientos de personas crearon un “muro popular” para rodear durante su detención a Urtza Alkorta, condenada a cinco años de cárcel por colaborar con ETA, la Cámara ha aprobado el texto pactado por PSE y PP, apoyado también por UPyD, con el voto en contra de EH Bildu y la abstención del PNV. Según los socialistas los nacionalistas han cambiado su voto, que en principio iba a ser en contra, en el último momento.

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha asegurado después en una rueda de prensa que la resolución no tendrá efectos prácticos en la normativa interna del Parlamento. Pero el de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha advertido de que hay “tribunales apostados como francotiradores” a la espera de una resolución parlamentaria como la que hoy se ha aprobado con el fin de llevar a cabo una “represión judicializada” contra las diferentes siglas de la izquierda abertzale. Arzuaga ha insistido después ante los medios en que la resolución logra “criminalizar y proscribir” la expresión y que “va a tener efectos jurídicos”. Por ello, Arzuaga ha criticado la abstención del PNV y ha dicho no entender a Egibar porque él mismo declaró en 1995 que los presos de ETA son “presos políticos”.

El PNV asegura que la decisión no tendrá consecuencias prácticas

El autor de la iniciativa, Borja Sémper (PP), ha culpado al PNV de no dar su voto a la iniciativa, porque “nos duele profundamente que el PNV por omisión acepte que en España hay presos políticos, señor lehendakari”. Tanto él, como los socialistas y UPyD han interpelado directamente a Iñigo Urkullu y le han reclamado que “siendo nuestro lehendakari”, no niegue la existencia de presos políticos. La portavoz nacionalista Maribel Vaquero ha justificado su abstención –pese a que ha declarado que “los presos de ETA no son presos políticos, sino presos que tienen objetivos políticos y que han cometido delitos”- señalando que este debate se tenía que haber llevado a la ponencia de paz, que se celebra a puerta cerrada, evitando hacer un “teatro” en el pleno para generar debates “estériles”.

Sémper ha señalado que “a quien ha pegado un tiro en la nuca se le llama preso político cuando es un asesino” y ha recordado que “no están condenados por sus ideas políticas, están condenados por asesinar, por extorsionar”. “Son políticos en su motivación y en su contexto, en la raíz de los hechos”, le ha respondido Arzuaga, que ha asegurado que los presos de ETA son tratados de una manera diferente por el sistema judicial.

El portavoz del PSE en esta materia, Rodolfo Ares, ha afeado que, ahora que Sortu ha aceptado la legalidad y su secretario general, Arnaldo Otegi, se está acogiendo a las medidas penitenciarias, “esa misma actitud se les niega a los presos de ETA para que puedan acogerse a los beneficios penitenciarios; es una forma curiosa de defender a los presos mientras ustedes pisan moqueta y mientras los presos se pudren en las cárceles”. Sémper le ha seguido después: “es cierto, pisan moqueta, van con sus iphone cuatro o cinco, con sus ordenadores y su camiseta [hoy la mayoría de los parlamentarios de la coalición ha llevado una apoyando el muro popular de Ondarroa], los presos son su problema”.

Ares afea a la coalición 'abertzale' que esté "pisando moqueta"  mientras los presos "se pudren en las cárceles"

Sémper ha reconocido que “las víctimas de ETA sí son víctimas políticas, porque fueron asesinadas por un proyecto político”. Con esta declaración se ha referido a las palabras de la portavoz de EH Bildu Laura Mintegi, que meses atrás crispó el ambiente del Parlamento al asegurar que víctimas como el socialista Fernando Buesa son políticas, unas palabras que le valieron una investigación de la fiscalía vasca por haber incurrido en un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo que finalmente fue archivada. El portavoz de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha recordado esta cuestión y ha indicado que cuando Arantza Quiroga (PP) fue presidenta del Parlamento durante la pasada legislatura se empleó la expresión “presos políticos 50 veces”.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha vuelto a reclamar la “aplicación estricta” de la ley de partidos que hoy en día, ha denunciado, “en la práctica está en suspenso”, una aplicación que su partido ve necesaria porque, al emplear la expresión “presos políticos”, la coalición EH Bildu está “justificando a ETA. Asimismo ha asegurado que es “inaceptable que se porten camisetas que apoyan que se impida la detención de delincuentes”.