Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta dispone de 638 viviendas de protección oficial desocupadas

El parque de pisos vacíos corresponde a promociones que EPSA no ha podido vender

Elena Cortés, segunda por la izquierda, en la comisión de Fomento del Parlamento celebrada este jueves. Ampliar foto
Elena Cortés, segunda por la izquierda, en la comisión de Fomento del Parlamento celebrada este jueves.

La Junta dispone actualmente de 638 viviendas de VPO desocupadas que carecen de adjudicatario, según ha informado la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, en una comparecencia en el Parlamento. Se trata de casas que fueron promovidas por la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) para régimen de venta, pero que no han podido ser traspasadas por la imposibilidad de los adjudicatarios a acceder a créditos bancarios o porque en el tiempo que duró la construcción empeoró sus circunstancias económicas o quedaron en paro, como ha ocurrido con numerosas promociones realizadas por ayuntamientos y promotores privados.

Aunque ha admitido que no es de recibo que haya viviendas de promoción oficial desocupadas cuando hay casi 200.000 demandantes inscritos en los registros municipales, Cortés ha matizado que las casas sin utilizar de EPSA apenas son el 0,1% del total de casas desocupadas que existen en la comunidad autónoma (636.221 según el último censo del INE).

La consejera ha insistido en su comparecencia en que el decreto sobre la función social de la vivienda persigue como principal objetivo que no haya ninguna vivienda que fue construida con financiación pública desocupada, “sin cumplir la función para la que fue promovida”. “Las VPO están hechas para dar respuesta a una necesidad y no para formas parte de los balances de las entidades financieras”, ha dicho. El decreto otorgó un plazo de un mes a las entidades financieras y las filiales inmobiliarias para que comuniquen a la consejería el número de viviendas de VPO que poseen, con datos de su localización, precio y año de construcción. El plazo terminó anteayer, pero Cortés ha precisado que aun dará un margen de unos días para que llegue la información, antes de dar a conocer las entidades no colaboradoras. “No es una prórroga del plazo, es un margen razonable porque hay muchas formas de enviar información a la administración y tenemos que estar seguros para no cometer errores”, ha dicho la consejera.

Para dar salida al stock de EPSA, se ha cambiado el régimen por el de alquiler a 625 casas y solo se han dejado para venta 13 inmuebles. De estas viviendas, 520 fueron construidas por Epsa con la financiación de créditos bancarios. Las otras 118 fueron compradas ya construidas en ejercicio del derecho de tanteo y retracto, pero no han podido cumplir su objetivo de dedicarlas a personas necesitadas. La consejera ha admitido que EPSA ha cometido errores con algunas promociones en las que se embarcó en etapas pasadas. En principio, la consejería no se plantea nueva construcción de VPO en venta, y optará por que todas sus actuaciones sean en alquiler, aunque no decidirá sobre si construirá nuevas o no hasta saber si el actual stock de VPO que comuniquen los bancos y las empresas de vivienda municipales son suficientes para satisfacer la demanda.