Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sanidad madrileña pierde 2.500 empleos públicos en cinco meses

CC OO denuncia la reducción en más de un 3% de los puestos en el sector desde enero

Se debe a jubilaciones, no renovación de eventuales y eliminación de puestos no sanitarios

Más de 2.500 puestos de trabajo público menos en la sanidad madrileña en solo cuatro meses. CC OO denuncia que la política del Gobierno autonómico, contra la que la semana pasada comenzó una nueva tanda de huelgas y protestas, está "precarizando el empleo y destruyendo miles" de trabajos. La caída de empleo en el sector supone una disminución de más del 3% del total, ya que en la sanidad pública madrileña trabajaban unas 75.000 personas. El sindicato además critica que ni siquiera se cumple la normativa estatal que establece que se han de reponer el 10% de las bajas y jubilaciones en los sectores públicos prioritarios.

Según el sindicato, el mayor recorte se da con la no renovación de contratos eventuales: un total de 1.316 de todas las categorías profesionales  en el conjunto de la red sanitaria pública. El expediente de regulación de empleo en la Agencia de Formación Laín Entralgo y el cierre del Instituto de Cardiología  supuso el despido de 87 trabajadores y el cese de otros 35. La privatización de los servicios no sanitarios del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda propició el despido de otros 173 empleados. 

A ellos hay que sumar otros seis puestos de trabajo perdidos con el cierre de la Comunidad Terapéutica de Villaviciosa de Odón, dependiente de la Agencia Antidroga, y la privatización de los Servicios de Salud Mental de Moncloa y Arganzuela. Y otros 700 empleos se perderán la próxima semana la jubilación forzosa de 700 trabajadores de distintas categorías, la mayoría médicos. Rosa Cuadrado, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Madrid, explica que esos puestos se amortizarán también.

Con la privatización de los servicios de limpieza de 18 centros sanitarios, serán despedidos otros 300 trabajadores y se eliminarán esos empleos no sanitarios.

Cuadrado recuerda que el gasto de personal presupuestado para el SERMAS para 2013 ha sufrido un recorte de casi 300 millones respecto al gasto real de 2012, lo que implicará que más de 7.000 trabajadores perderán su trabajo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram