Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la investigación por presunto fraude fiscal al Villarreal CF

La Agencia Tributaria denunció una estafa de más de 500.000 euros

La jueza considera que falta “concreción” en los datos de Hacienda

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vila-real ha archivado provisionalmente la investigación por presunto delito contra la Hacienda pública, delito de falsedad continuada de documento mercantil y delito contable abierta contra el Villarreal CF a raíz de una denuncia de la Agencia Tributaria. Hacienda denunció al consejo de administración del club que preside Fernando Roig en 2009 al detectar un presunto fraude de más de 500.000 euros en impuestos por obras realizadas en el estadio del Madrigal y en la ciudad deportiva durante los ejercicios de 2004 y 2005. La Fiscalía de Castellón abrió diligencias tras esta denuncia y remitió el caso al tribunal de Vila-real al ver indicios de delito. La jueza ha archivado de forma provisional el caso al considerar que, en los datos facilitados por la Agencia Tributaria, “falta concreción” y existen “datos contradictorios”.

La titular del juzgado considera que no existen indicios suficientes para el delito de falsificación documental, “como medio o instrumento para la posterior comisión de un delito contra la hacienda pública”, debido a “la falta de concreción y determinación de las facturas presuntamente falsas”. La jueza también basa su archivo en que las facturas “estarían parcialmente falseadas, no tratándose de una simulación radical y absoluta, sino de alteraciones de la verdad en algunos de los extremos consignados en el documento”.

La Fiscalía de Castellón consideró en su día que el club de fútbol presentó declaraciones falseadas correspondientes al IVA de los ejercicios 2004 y 2005, “deduciendo cuotas ficticias mediante la utilización de facturas presuntamente falsas”, a través de un “entramado de facturación falsa”. Sin embargo, el tribunal señala que, “pese a la minuciosidad del informe pericial elaborado por la Agencia Tributaria, no existe la confección de cuadro o tabla donde se proceda a la enumeración de la totalidad de los elementos documentales presuntamente falsificados”. Y es en esta falta de concreción donde la jueza centra los argumentos para el archivo de la investigación.

Así, en el auto de sobreseimiento se sostiene además que no existen elementos objetivos que determinen con exactitud los elementos documentales que podrían ser objeto de la falsedad citada por la Agencia Tributaria, “todo ello con la rigurosidad y certeza que el ámbito del derecho penal exige”. En definitiva, la jueza archiva el caso “al no aparecer en las diligencias practicadas los elementos suficientes que justifiquen debidamente la perpetración del hecho que ha motivado la presente causa”.