PRESUPUESTOS

Fracasa la ronda de Urkullu para aprobar sus cuentas

EH Bildu y PSE presentan sendas enmiendas a la totalidad y UPyD ratifica que también lo hará

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, registra la enmienda a la totalidad presentada por la formación contra las cuentas de Urkullu.
El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, registra la enmienda a la totalidad presentada por la formación contra las cuentas de Urkullu.L. RICO

La intervención del lehendakari, Iñigo Urkullu, en el tiempo de descuento para negociar sus primeros presupuestos no ha dado frutos. Esta mañana, EH Bildu y PSE han presentado sus enmiendas a la totalidad, mientras que el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha ratificado que el viernes presentará la suya . El no de este último hace que el apoyo del PP al PNV sea insuficiente para evitar la devolución del proyecto de Urkullu el viernes de la semana que viene. Pese a los últimos movimientos, que apuntan a una prácticamente inevitable prórroga, la portavoz en materia económica del PNV, Josune Gorospe, ha asegurado que “todas las puertas siguen abiertas” y que aún quedan diez días para la votación de la devolución de las cuentas.

El portavoz del PSE, José Antonio Pastor, ha dejado claro que el documento de mínimos presentado por el lehendakari a los grupos, que incluye medidas que van más allá del ámbito presupuestario, tocando cuestiones como la reforma fiscal o el fraude, es insuficiente. Su grupo rechaza completamente el actual proyecto de presupuestos “de contables” que “reparte miseria”, cuando Euskadi necesita unos “presupuestos proactivos”, por lo que aseguran, han decidido presentar “una alternativa”. El PSE ha asegurado que la enmienda a la totalidad es un “ejercicio de responsabilidad” para conseguir elaborar unos presupuestos que “impulsen la actividad económica” y que permitan a Euskadi “recuperar los niveles de bienestar” de hace unos años.

Pastor ha sido crítico con el proyecto presentado por el lehendakari que ha calificado como “perjudicial para los intereses de los vascos”. “Este proyecto presupuestario recorta derechos y alarga el sufrimiento” ha insistido. Pastor ha acusado al Ejecutivo de “renunciar al autogobierno” en un ejercicio de “dejación política” que se dedica únicamente a “juntar partidas para pasar el trámite”. En la misma línea, la portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi, que minutos antes se ha reunido por espacio de una hora con el lehendakari dentro de la ronda de contactos de Urkullu con la oposición, ha asegurado que aún tienen que analizar el documento de mínimos, pero ha incidido en que “el punto de partida de estos presupuestos es diametralmente opuesto” al de EH Bildu en materia económica, lo que genera una “dificultad” para lograr acuerdos.

Gorka Maneiro, que también se ha reunido esta mañana con Urkullu, ha calificado como “claramente insatisfactorio y muy decepcionante” el documento que Urkullu le ha entregado como respuesta a las 16 exigencias del parlamentario para lograr su apoyo a las cuentas, “ni siquiera ha intentado acercarse” a sus peticiones, ha señalado el parlamentario de UPyD.

Pastor, ha asegurado que el documento del Ejecutivo es “tan de mínimos que se quedó en nada”, una reflexión en la que han coincidido los tres partidos, que han señalado que el texto es excesivamente genérico y que no recoge grandes novedades que permitan modificar su postura. Tanto el PSE como EH Bildu han reclamado que se revisen los ingresos previstos para 2013 por considerar que el cálculo realizado en octubre de 2012 es excesivamente restrictivo. En este sentido, los socialistas han incluido en su enmienda a la totalidad lo que a su juicio serían las cifras reales, un total de 890 millones de euros más que podrían servir para elaborar unos presupuestos que “impulsen la actividad económica” y que el PSE pide que se recojan en el capítulo de ingresos del proyecto presupuestario, un techo de gasto hoy en día limitado a 9.316 millones de euros. EH Bildu no incluye en sus enmiendas un cálculo total de los ingresos que debieran incluirse, pero su portavoz ha señalado que la cuantía ronda los 1.500 millones.

Con plazo hasta el viernes para presentar enmiendas, Pastor ha insistido en que los socialistas reúsan presentar enmiendas parciales, un instrumento que sería necesario para, en caso de que la devolución de las cuentas se evite, algo muy improbable a estas alturas, negociar modificaciones del proyecto de presupuestos. El portavoz socialista ha explicado que no quiere “entrar en el juego” de quitar de una partida para ponerlo en otra. EH Bildu no descartaba ayer presentar enmiendas parciales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50