Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid da el paso previo a la privatización sanitaria

Manuel Molina Muñoz, médico y portavoz del PP en Fuenlabrada hasta ayer, será el responsable de la Dirección General de Seguimiento y Control de los Centros Sanitarios

La Comunidad de Madrid aprobó este jueves la creación de la Dirección General de Seguimiento y Control de los Centros Sanitarios, con la que pretende "controlar todo lo que concierne a la gestión de los seis hospitales que se van a gestionar de forma indirecta", según el Gobierno regional, reacio al término "privatización". El director general de la nueva estructura, con la que el Ejecutivo de Ignacio González prepara el terreno, será Manuel Molina Muñoz, médico de profesión y hasta ayer mismo portavoz del PP en Fuenlabrada, municipio gobernado por el PSOE.

La Consejería de Sanidad todavía no ha publicado los pliegos de licitación de la externalización de la gestión de los hospitales Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares, del Sureste y el del Tajo —centros sanitarios que ya eran semiprivados y a cuyas concesionarias se ha tenido que rescatar aumentando la cuota anual que cobran—. 

El documento que recoge las medidas semanales aprobadas por el Consejo de Gobierno no da a penas pistas del "Decreto de Seguimiento y Control de la Calidad Asistencial en el Sistema Madrileño de Salud". El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, aportó más información durante el pleno de la Asamblea de Madrid de ayer por la tarde.El diputado socialista José Manuel Freire le echó en cara que se había "añadido una dirección general más a su bien poblado árbol burocrático", en alusión a la Comunidad.

"No añadimos una dirección general más porque hemos suprimido al mismo tiempo otra:  la Dirección General del Delegado del Gobierno en la Fundación Jiménez Díaz. Luego no se añade ni una dirección general ni una subdirección general más", replicó Lasquetty. "La subdirección general que va a tener se desgaja de la Dirección General de Hospitales; ni va a tener más estructura, se va a nutrir de la estructura que hay entre los funcionarios del Servicio Madrileño de Salud; ni va a tener más coste", afirmó el consejero en el hemiciclo.

La nueva Dirección General de Seguimiento y Control de los Centros Sanitarios de gestión indirecta tendrá cinco funciones principales, según lo comunicado por Lasquetty: la coordinación de la inspección, vigilancia y control del cumplimiento de las obligaciones de cada prestador del servicio; la propuesta de inicio de actuaciones sancionadoras en caso de incumplimientos o de deducciones económicas en el caso de incumplimiento de indicadores de calidad o también la propuesta de ampliación o reducción de la cartera de servicios sanitarios estipulados; comprobar la realización de las auditorias establecidas que figuran en los pliegos -"me refiero auditorias no financieras sino de procesos de calidad, auditorias de ejecución de la prestación sanitaria", dijo Lasquetty.

Las otras funciones de la nueva Dirección será la evaluación "de la prestación del servicio para asegurar su correcto funcionamiento", así como "llevar las funciones de supervisión y control -algo de la actividad cruzada entre los hospitales de gestión indirecta y el resto de hospitales de la red pública; es decir, todo lo que se refiere a la facturación intercentros". Molina Muñoz también tendrá las funciones de supervisión y control de la prestación de los servicios no sanitarios en los hospitales concesionados y en otros centros de la red que se establezcan de forma centralizada. Es decir, que bajo su paraguas entrarán las actuales concesiones no sanitarias y también los contratos centralizados de cocina, limpieza, lavandería, que la Comunidad irá sacando para el resto de hospitales de la red pública a lo largo de los próximos meses.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram