Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un órgano con perfil soberanista

La Generalitat niega que el Consejo de Transición Nacional tenga un cariz “sesgado”

El Consejo de Transición Nacional creado por la Generalitat está integrado por 14 miembros que, en su mayoría, simpatizan con el soberanismo. Francesc Homs, portavoz del Ejecutivo, negó, sin embargo, que el órgano tenga un cariz “sesgado” y defendió que los expertos tienen un perfil académico y neutro. El presidente es Carles Viver Pi-Sunyer, magistrado del Tribunal Constitucional entre 1992 y 2001 y ahora director del Instituto de Estudios Autonómicos, que ha planteado cinco vías jurídicas para celebrar la consulta. La vicepresidenta será Núria Bosch, catedrática de Hacienda Pública, que fue asesora de Antoni Castells, consejero de Economía en la época del tripartito.

Posiblemente, el experto más popular es la periodista Pilar Rahola, exdiputada por Esquerra y que publicó una biografía autorizada del propio Mas antes de su victoria electoral en 2010, denominada La máscara del Rey Arturo. El grupo lo completan, entre otros, el decano de Derecho de la Universidad de Barcelona, Enoch Albertí; el sociólogo Salvador Cardús; el catedrático de Ciencia Política de la Pompeu Fabra Ferran Requejo o el economista y exdiputado del PSC Germà Bel, autor de un exitoso ensayo titulado Espanya, capital París, en el que sostiene que el Estado español se ha inspirado en el francés para trazar un diseño radial de las infraestructuras en detrimento de la periferia y en este caso de Cataluña. Mas lo consideró un libro de cabecera para entender la realidad española. Homs dijo que los académicos tendrán un trabajo “ingente”. No cobrarán por ello.