Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo aconseja a Cataluña que copie el “bilingüismo cordial” gallego

El presidente ha señalado que en Galicia se pide la "opinión" a los padres

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que si otras comunidades con dos lenguas oficiales copiasen el "bilingüismo cordial" gallego se podrían evitar problemas de "judicialización" como los que se producen en Cataluña, con "familias que tienen que pedir amparo" ante órganos jurisdiccionales.

Lo ha manifestado tras fallar el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TJSC) en varios autos en respuesta a recursos de reposición de varias familias que la Consejería de Enseñanza de la Generalitat debe introducir el castellano en las aulas donde esté escolarizado el alumno cuyos padres hayan solicitado por vía judicial la atención en castellano.

El presidente ha señalado que en Galicia se pide la "opinión" a los padres sobre la lengua en la que sus hijos "van a estudiar y a aprender a leer". "Y esa opinión es vinculante para el actual Gobierno", ha subrayado Feijóo, convencido de que esta medida "da resultados". Sin recordar que el TSXG decretó ilegal que los padres elijan el idioma escolar. El pasado mes de noviembre los magistrados echaron por tierra las cuestiones más polémicas del llamado decreto del plurilingüismo que sacó adelante el Gobierno de Feijóo con gran contestación social. El Superior falló que los niños tienen que respetar la lengua en la que se dirige a ellos el profesor en las asignaturas que se impartan en gallego, y contestar en el mismo idioma. Además, el tribunal considera nula la consulta que realizó la Consellería de Educación a los padres hace dos años, y que provocó que en las ciudades existan numerosos centros escolares donde los niños no oyen la lengua gallega hasta cumplir los seis años.

 A pesar de ello, Feijóo ha enfatizado que en la Comunidad gallega se garantiza "un bilingüismo cordial y real, con el 50 por ciento de las clases en castellano y el 50 por ciento en gallego". "Si esto lo hiciésemos en otras comunidades bilingües, no habría judicialización, las familias no tendrían que acudir a la Justicia y la cordialidad lingüística que se respira en las Calles de Cataluña se podría llevar a las aulas", ha zanjado.

Más información