Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierro en Caldes de Montbui para mantener las urgencias

Salud cierra el servicio nocturno de tres CAP del Vallès

Por cuarta vez en lo que va de semana, los vecinos de Caldes de Montbui (Vallès Oriental) se encerraron en el interior del centro de atención primaria (CAP) del municipio para protestar contra el cierre del servicio nocturno de urgencias. No son los únicos que se quedarán sin esta asistencia; otras dos localidades de la comarca, la Garriga y Lliçà d’Amunt, también sufren los recortes del departamento de Salud.

Los vecinos de las tres localidades se han concentrado cada noche desde el pasado martes para evitar que estos centros cierren por la noche.

Salud argumenta que esta decisión está enmarcada dentro del Plan de Ordenación de la Atención Urgente, por el que ya se han suprimido decenas de servicios de urgencias en Cataluña. Esta medida permitirá, según el departamento, “evitar al ciudadano desplazamientos innecesarios”, así como “asegurar la continuidad asistencial” y “cubrir las necesidades sanitarias de atención continuada y domiciliaria fuera del horario de apertura de los CAP”.

En un comunicado del pasado 1 de abril, el departamento dirigido por Boi Ruiz anunciaba que a partir del martes pasado, los CAP de estas tres localidades solo abrirían sus puertas de 8.00 a 21.00 horas.

Con la cancelación de este servicio, los 47.000 habitantes de los tres municipios que tengan algún problema a partir de esa hora deberán llamar al Servicio de Emergencias Médicas, que evaluará la gravedad del estado del ciudadano. Si el SEM considera que el paciente requiere atención urgente, se le transportará al hospital, mientras que a los considerados “no graves” se les enviará un equipo de atención sanitaria domiciliaria.