Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extender el ‘puerta a puerta’ a Gipuzkoa supondría un ahorro de 17,5 millones

Un estudio del Ayuntamiento de Usurbil cifra en 4,6 millones anuales la reducción del coste por la recogida de la basura en San Sebastián

Imagen de los colgadores donde los vecinos de Usurbil colocan las bolsas de basura con el sistema puerta a puerta.
Imagen de los colgadores donde los vecinos de Usurbil colocan las bolsas de basura con el sistema puerta a puerta.

Un estudio realizado por el Ayuntamiento de Usurbil concluye que la extensión del sistema de recogida de la basura puerta a puerta (PaP) a todos los municipios de Gipuzkoa supondría un ahorro de 17,56 millones de euros anuales. El informe está realizado con los resultados obtenidos en Usurbil desde la puesta en marcha de este sistema a comienzos de 2008. En este periodo, el puerta a puerta ha permitido aumentar los ingresos en mayor medida que los gastos, hasta conseguir un ahorro de 149.535 euros en la citada localidad.

En un informe de 11 folios, se hace una simple extrapolación matemática del ahorro logrado en Usurbil. Si en este municipio los gastos por la recogida de la basura se reducen en casi 150.000 euros anuales, se aplica esa cantidad al resto de localidad en función de sus habitantes. Así, el ahorro en San Sebastián sería de 4,6 millones y, en Rentería, por ejemplo, de 967.000 euros. Astigarraga, que va a implantar el PaP este mismo mes, conseguirá reducir sus gastos en 118.000 euros, siempre según el estudio del Ayuntamiento de Usurbil y en comparación con el sistema de cuatro contenedores que se lleva a cabo en la mayoría del territorio.

Este municipio fue el primero que puso en marcha el puerta a puerta en 2008 y asegura haber pasado de una tasa de reciclaje del 28% al 82% en solo una año, un índice que se mantiene en la actualidad. El consistorio que controla Bildu hace constar que es el que cobra la tasa de basuras más baja de Gipuzkoa. Los habitantes de este pueblo pagan 80,28 euros anuales, frente a los 123 euros de San Sebastián o los 113,4 de Zarautz. Además, las familias que realizan autocompostaje con la fracción orgánica que acumulan en sus hogares pagan una cuota de 48,16 euros.

Usurbil asegura que la "fracción esto", aquella que no se puede reciclar y solo se puede tratar depositándola en un vertedero o en una incineradora, se ha reducido del 72% en 2008 al 17% actual. También reconoce que los costes ("inversiones", dice el informe) de personal han aumentado con el PaP, aunque a costa de "generar puestos de trabajo para los vecinos" que no cuantifica.

En otro apartado, detalla que por la venta de envases de oplástico a la empresa Ecoembes ingresa casi 100.00 euros anuales, además de otros 34.000 euros por el papel que suministra a Despanorsa. Por las tasas a los vecinos, Usurbil obtiene 222.000 euros al año, y 163.000 euros por el canon que cobra a las empresas de los polígonos industriales.

El informe también llega a la conclusión de que el peor sistema de recogida de basura es el quinto contenedor, porque "no aumenta la capacidad de ingresos económicos y, por el contrario, aumenta considerablemente el nivel de los gastos".