Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La insuficiente ayuda del Cupo

El 'lehendakari' confía en resolver el litigio con la administración central

El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, durante la presentación de los presupuestos vascos.
El 'lehendakari', Iñigo Urkullu, durante la presentación de los presupuestos vascos.

De una expectativa de máximos a una negociación posibilista. El PNV también ha cambiado su posición desde la exigencia absoluta de los 805 millones que estaban en litigo con la administración central, también al final de la pasada legislatura, a una posición mucho más posibilista en la que “este es el punto de partida, luego ya veremos que resulta de la negociación”.

El lehendakari afirmó ayer que espera resolver este asunto con la administración central y que debido a que está sujeto a negociación no le parecía prudente avanzar el total de lo que esperaba recuperar. La liquidación del Cupo “no aliviará la carencia de 1.132 millones” que existe en las Cuentas Públicas vascas para 2013, aseguró.

Urkullu explicó que ese montante supondrá “más liquidez” para su Ejecutivo, pero no “disponibilidad de presupuestos complementarios”. “Desgraciadamente, lo que se pueda lograr de un pacto sobre la liquidación del Cupo con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, no vendrá a aliviar la carencia que existe en los presupuestos vascos”, aseguró. “Tendrá que ir destinado a los ya cierres de ejercicios anteriores que ya están aprobados”. También falta por aprobar, y forma parte del paquete de la negociación, la Ley Quinquenal de Cupo. En las negociaciones participan Urkullu y el consejero de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria, así como los integrantes de los grupos de trabajo que se han constituido para ello.