Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Politécnica rebaja el número de despidos de 301 a 275

Un fuerte cordón policial impide a unos 300 manifestantes acercarse al rectorado

Agentes antidisturbios impiden el paso al Rectorado de la Politécnica donde los trabajadores se concentran contra 301 despidos. Ampliar foto
Agentes antidisturbios impiden el paso al Rectorado de la Politécnica donde los trabajadores se concentran contra 301 despidos.

En el día antes de la aprobación de los recortes, la Universidad Politécnica de Madrid ha planteado rebajar el número de despidos de 301, como planteó en un principio, a 275. Ambas propuestas, en cualquier caso, serán sometidas mañana a votación. CC OO y UGT ha asegurado que los integrantes del Consejo de Gobierno de la universidad, que aprobará previsiblemente las medidas de racionalización, recibieron a las ocho de la tarde de ayer una notificación del rectorado en la que se les informaba de la nueva medida.

En concreto, los sindicatos han explicado que de los 301 trabajadores que previsiblemente iban a ser despedidos 156 forman parte del personal de administración y servicios (PAS) y 145 del PAS funcionario. Según las centrales sindicales, la nueva propuesta de la universidad haría que el número de personas del PAS funcionario del que se preveía el despido pasara de 145 a 125.

Además, han explicado que a todos los trabajadores de esta categoría se les aplicará una rebaja salarial del 3%. Según los sindicatos, esta oferta se ha hecho fuera de la negociación formal, por lo que carece de los requisitos exigidos por la ley.

Mientras tanto, la universidad está tomada por la policía que, como ayer, impide el paso al rectorado, donde había convocada una protesta de doce de la mañana a dos de la tarde. Dentro del edifico y bajo la lluvia, alrededor de 150 trabajadores se han concentrado para protestar y pedir la dimisión del rector al grito de "Conde pírate". Tras la verja, otras 300 personas trataban de sumarse al primer grupo, pero los agentes, una fila de seis fuera, custodiando la verja de acceso, y otros 15 dentro, no les dejaban cruzar. La protesta se ha desarrollado entre pitadas y cantos, pero sin incidentes. El tráfico de la calle Ramiro de Maeztu ha sido cortado y hasta allí se ha desplazado un fuerte dispositivo policial formado por seis furgones de la Policía Nacional y un coche de la municipal.

Los trabajadores tenían planeado celebrar a la una de la tarde una asamblea en el rectorado pero, ante la imposibilidad de entrar, han decidido realizarla en la Escuela de Ingenieros de Montes, pero tampoco se les ha permitido entrar. Junto al recinto se han apostado seis furgones policiales más. Los agentes han controlado el acceso a la escuela más cercano al rectorado. Sin embargo, el edificio tiene varias puertas y muchos de los manifestantes han entrado. Dentro del edificio, en la entrada y en el vestíbulo, se han reunido unas 200 personas, entre trabajadores y estudiantes. Los trabajadores aseguran que el director de la escuela les ha permitido hacer la asamblea y se han reunido a las 14.15 en el salón de actos.

La consejera de Educación, Lucía Figar, ha ofrecido su apoyo al rector de la Politécnica y de los de las otras universidades públicas madrileñas que "están haciendo los deberes" para reducir gastos porque, ha asegurado, lo contrario sería "poner en peligro la universidad", tal y como ha recogido la agencia Efe.

Figar ha asegurado que las medidas de seguridad adoptadas por la Politécnica son "pertinentes" y ha recordado los incidentes que ocurrieron ayer en la sede del rectorado de la universidad, cuando, según los sindicatos, la polcía bloqueó el acceso al recinto e impidieron que trabajadores y alumnos celebrasen allí una asamblea, prevista desde una semana antes.