Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos de 4º de ESO, a examen

Las pruebas sirven para evaluar las competencias básicas al final de la etapa obligatoria

Alumnos de 4º de ESO del instituto Montserrat de Barcelona.
Alumnos de 4º de ESO del instituto Montserrat de Barcelona.

“Chupados” han encontrado los alumnos los primeros exámenes de las pruebas diagnósticas de cuarto de ESO. El nivel educativo de los estudiantes que están a punto de finalizar la etapa educativa obligatoria se examinan entre hoy y mañana de las materias básicas. Este jueves ha tocado lengua catalana, aranés (en la Vall d’Aran) y matemáticas. Mañana será el turno de castellano e inglés.

La jornada de evaluación ha empezado a las nueve de la mañana con el examen de catalán. Los alumnos se han enfrentado a un texto de "El quadern gris", de Josep Pla, y a otro de la Wikipedia sobre el espía catalán Joan Pujol, alias "Garbo" que ejerció como doble agente durante la Segunda Guerra Mundial. Se trataba de un ejercicio de comprensión lectora donde los estudiantes debían contestar varias preguntas tipo test.

Los alumnos del instituto Montserrat de Barcelona han encontrado especialmente fácil esta prueba. “Estaba chupada, no hacía falta estudiar ni nada, porque no había nada teórico”, ha explicado Ot Bachs. “Parecía un examen de recuperación, de esos que te hacen cuando les das pena”, añade Nico Mendoza. Ambos estudiantes reconocen que les han ido bien los exámenes, a pesar que no acostumbran a sacar buenas notas, e incluso arrastran alguna asignatura suspendida.

Mejor notas obtiene Álex Gómez, que también ve las pruebas demasiado fáciles. “No tienes que saber nada, sólo tener la capacidad de entender un texto”, asegura. “Y si no lo entendías, lo relees cuatro veces para contestar las preguntas, y listo”, zanja Mendoza.

Los resultados se conocerán

el 18 de marzo

Seguidamente ha sido el turno de las temidas matemáticas. Los alumnos debían resolver diez problemas de cálculo, estadística y geometría. Aquí las valoraciones son más diversas, desde los alumnos que también han encontrado sencillas las pruebas, hasta los que han visto más dificultades. “Había algunas cosas de cursos anteriores, que no había estudiado ni tampoco me acordaba cómo hacerlo”, admite Júlia Pérez. Los estudiantes se quejan de que en los últimos días no han podido repasar adecuadamente, ya que han estado dos semanas sin la profesora de matemática, que está de baja. “El sustituto llegó ayer”, dicen los jóvenes.

Todos los alumnos consultados aseguran que las pruebas de hoy son notablemente más fáciles que los exámenes que habitualmente realizan en el instituto. Los resultados se enviarán a los centros y a las familias a partir del día 18 de marzo.

Las pruebas de evaluación la realizan entre hoy y mañana unos 64.000 alumnos de cuarto de ESO de 1.016 institutos de Cataluña (513 públicos y 503 concertados). Se trata del segundo año que la Generalitat organiza estos exámenes externos a los centros, que se mantendrán pocos años más si la reforma educativa que planea el Gobierno sale adelante, ya que la nueva normativa prevé que estas evaluaciones, que tendrán carácter de reválida, las pase a gestionar el Estado.