Vicent Andrés Estellés ‘vuelve’ a Valencia

La AVL realiza un paseo guiados por la ciudad del poeta Ell itinerario ha sido diseñado por la nieta del poeta de Burjassot como proyecto de fin de máster

Isabel Anyó, nieta de Estellés, en una parada del recorrido en la Plaza del Mercado.
Isabel Anyó, nieta de Estellés, en una parada del recorrido en la Plaza del Mercado.José Jordán

Desde lejos, parecía un grupo de 60 turistas que paseaban un sábado por la mañana. Desde cerca, la cosa cambiaba. "Ací em pariren i ací estic. Ací treballe i done besos. Ací agonitze i ací em ric", leía ayer uno de los asistentes subido a un banco en la Plaza de la Reina. Eran voluntarios de Escola Valenciana y la Acadèmia Valenciana de la Llengua que recorrían la ciudad con aprendices, turistas y curiosos. Estaban conociendo "La València de Vicent Andrés Estellés" (1924-1993), un itinerario diseñado por la nieta del poeta de Burjassot, 20 años después de su fallecimiento, en el que se leían sus poemas, se contaban anécdotas y se repasaba la historia de rincones de la ciudad que pueden quedar ocultos al paseante.

"El objetivo de este paseo es dar a conocer Valencia según la mirada de Estellés. Los lugares donde fue con su mujer y cómo conocieron ellos la ciudad", cuenta Ferran López, historiador y guía del grupo. Además, es una manera de acercar el valenciano a los ciudadanos, porque son los participantes quienes leen los poemas.

"Cuando Estellés fue a bautizar a su hija en la pila de San Vicente pidió bautizarla en catalán. Pero el cura era sevillano. Entonces Estellés le tradujo lo que tenía que decir en catalán y el cura iba repitiendo como podía lo que entendió de la traducción", contaba Ferran frente a la Iglesia de San Vicente. "Años después le dijo a su hija: 'tú no sufras que no estás bautizada'", añadió entre las risas de los asistentes.

El itinerario del paseo es el proyecto de fin de máster de Isabel Anyó Andrés, la nieta del poeta, que quiso recuperar la obra de su abuelo localizándola en los puntos de la ciudad que se citan en los poemas. El mercado central, los baños del Almirante, el Almudín, la Almoina... hasta el Convento del Carmen en el que se visita una exposición conmemorativa del Año Estellés. "Ha sido bonito pero duro porque mi abuelo murió cuando yo era muy pequeña. Ahora he visto imágenes y he entrevistado a mi madre y a mi tío para abarcarlo todo", explica Isabel Anyó frente a paneles con fotografías. Las actividades son gratuitas y la exposición permanecerá abierta hasta el 17 de febrero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción