Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pirámide para recordar a las víctimas de la Guerra Civil

Homenaje a los fusilados y enterrados en el antiguo cementerio de Málaga

Una de las fosas comunes del cementerio de San Rafael de Málaga.
Una de las fosas comunes del cementerio de San Rafael de Málaga.

Diez años han necesitado el Ayuntamiento de Málaga, la Junta de Andalucía y el Gobierno para ponerse de acuerdo para homenajear con un monumento a los cerca de 4.000 represaliados de la Guerra Civil que fueron fusilados y enterrados en el antiguo cementerio de la ciudad. La estructura de acero, en forma de pirámide, tendrá ocho metros de altura y ocupará una superficie de 140 metros cuadrados. Quedará impermeabilizada con una chapa recubierta de piezas de mármol blanco de Macael, donde se grabarán los nombres de todas las víctimas que han sido documentadas hasta ahora.

La primera piedra se ha colocado este miércoles en el clausurado cementerio de San Rafael. Unas 150 personas han asistido al acto, entre ellos numerosos familiares de los fusilados que no han podido evitar emocionarse. "Hoy es un día alegre, aunque dentro de la tristeza. Muchos de los nuestros, por edad, se nos quedaron atrás y no han podido ver el inicio del monumento", ha asegurado el ex presidente de la Asociación de la Memoria Histórica de Málaga, Francisco Espinosa.

El camposanto mantendrá además uno de los muros laterales para que se conserve como "símbolo" del recuerdo de los malagueños de ambos bandos que murieron durante la Guerra Civil.