Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Puertorriqueños

"Las universidades valencianas están en la misma situación que Puerto Rico"

Puerto Rico es un estado libre asociado a los Estados Unidos. Su peculiar estatuto jurídico consiste en que los puertorriqueños son ciudadanos USA, pero solo tienen un representante en el Congreso y no pueden participar en las elecciones presidenciales. O sea que son, pero no son. Para lo bueno -solo faltaría eso, debe de pensar el sheriff Arpaio- no se les permite participar del American way of life en las mismas condiciones que los anglos: lo suyo es que sean considerados latinos, más o menos como los espaldas mojadas ilegales (?) que llenan las barriadas miserables de las grandes ciudades. Para lo malo, en cambio, se les recuerda que son patriotas y se les enrola con entusiasmo en el ejército para que mueran en Afganistán en defensa de una bandera que no se ha dignado incorporar una estrella más en representación de la isla.

¿Que por qué les recuerdo todo esto? Porque las universidades valencianas están en la misma situación que Puerto Rico. Resulta que son organismos autónomos a los que la ley reserva una capacidad de maniobra independiente de las regulaciones de las comunidades autónomas. En el caso valenciano esto es más que evidente: si no, nunca se habrían producido los enfrentamientos institucionales que en otras épocas marcaron la trifulca por la presidencia de una apertura de curso en Alicante, que Zaplana disputaba al rector, o el famoso episodio de la exposición de fotografías, por las que algunos capitostes se sintieron molestos al ver que sus vergüenzas corruptas quedaban demasiado al aire, y que acabó acogiendo la Universidad de Valencia con todo tipo de problemas, incluida la dimisión de un vicerrector.

Hoy en día esta situación de enfrentamiento entre la Generalitat y las universidades, que era mala para ambas partes, ha sido superada, pero ahora nos encontramos con que el ministro Montoro -otra de sus gracietas- va y decide que las universidades pertenecientes a comunidades autónomas insolventes no recibirán las subvenciones estatales que tenían comprometidas en el capítulo de investigación. Todo para el estado, pero sin la ayuda del estado, quien tan pronto nos quita la financiación como nos deja sin profesores o sin becas de estudiantes.

¿Hasta cuándo vamos a pagar los platos rotos por Camps? ¿Qué gobierno es este que castiga a los 'malos', como cuando Franco castigaba a las provincias vascas traidoras? ¿Aún no han tenido bastante con las consecuencias de castigar financieramente a los catalanes? Porque la insolvencia de la Comunidad Valenciana la provocaron ustedes y lo menos que se puede pedir es que no estorben la recuperación. Es como lo de Puerto Rico: la razón que aducen en Washington para no incorporarlo como miembro de pleno derecho es que no alcanza el PIB del conjunto, cuando son los EEUU -y el gobernador que les imponen- quienes lo impiden. Para la Comunidad Valenciana es vital tener una industria mediana que se apoye en tecnología propia y esta solo la pueden proporcionar los proyectos de investigación de sus universidades. Los proyectos que Madrid se quiere cargar. Me apuntan que a las malas no sacaremos nada. Bueno, los puertorriqueños cantan aquello tan bonito del himno USA: hurrah for the flag of the free. Nosotros deberíamos sustituir el Gaudeamus por lo de Per a ofrenar noves glòries a Espanya. A lo mejor así nos hacen caso. Aunque, para el que le han hecho al resto de los valencianos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción