Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pone en jaque al PSC en Sabadell por el caso Mercurio

Los grupos se niegan a aprobar el Presupuesto este viernes

El alcalde Manuel Bustos, durante el acto de dimisión temporal.
El alcalde Manuel Bustos, durante el acto de dimisión temporal.

Contra la pared está poniendo la oposición al gobierno del PSC en Sabadell. Ante la negativa del equipo de gobierno de cesar a la media docena de cargos imputados en el Caso Mercurio de corrupción urbanística, tal y como aprobó el pleno municipal de principios de este mes, los partidos de la oposición han creado un frente común (suman 14 concejales, uno más que el PSC) y han asegurado que no aprobarán ni los Presupuestos ni las ordenanzas en el pleno extraordinario que se celebrará este viernes.

El único que ha hecho un gesto simbólico dando un paso atrás es el alcalde Manuel Bustos, que se retiró del cargo, aunque de forma temporal hasta el 6 de enero, para “serenar el debate político”. Bustos está imputado por malversación de fondos públicos, tráfico de influencias, delito contra la administración pública y omisión del deber de perseguir delitos. También están imputados tres concejales más (su hermano Paco Bustos, concejal de Espacio Público; Joan Manau, de Urbanismo y Ricard Estrada, de Sostenibilidad) además de tres cargos de confianza (su pareja sentimental, Montse Costa, el jefe de gabinete, Xavier Izquierdo y el coordinador del Área de Urbanismo, Manuel Somoza).

El pleno del pasado 4 de diciembre, los grupos de la oposición (CiU, Entesa per Sabadell, IC-V, PP y EuiA) aprobaron una moción en que pedían la cesión de los imputados hasta que las pesquisas judiciales aclararan la implicación de estos cargos en la trama. El equipo de gobierno, comandado ahora por Juan Carlos Sánchez como alcalde accidental, se negó a hacerlo aludiendo a la presunción de inocencia.

Vista la negativa del PSC, los partidos han decidido tensar aún más la cuerda con el equipo de gobierno (las relaciones hacen años que son conflictivas entre ambas partes) y en una comparecencia conjunta han anunciado que vetarán las cuentas del próximo año. La oposición critica el “menosprecio” del PSC por negarse a dar cumplimiento al mandato del pleno (aunque no es obligado). “La ciudad y el Ayuntamiento no pueden continuar en esta situación de ingobernabilidad y falta de credibilidad institucional”, aseguran en el manifiesto conjunto.

“Es muy grave, es una falta de respeto”, ha afirmado la portavoz de Entesa per Sabadell, Virginia Domínguez, mientras que su líder local de CiU, Carles Rossinyol, considera que en la situación actual el equipo de gobierno “no genera ninguna confianza”. “La situación de gobernabilidad es muy difícil”, ha afirmado la portavoz de ICV, Carme Garcia. "La falta de confianza política ha pasado a ser una falta de confianza democrática", ha añadido el concejal de EUiA Joan Mena.

La oposición no descarta dar un paso más allá y plantear una moción de censura, dependiendo la evolución de los acontecimientos. De hecho, el portavoz del PP, Esteban Gesa, ha alertado que la moción de censura será “el siguiente paso” si no se cesa a los imputados.

Por su parte, el alcalde accidental, Juan Carlos Sánchez, ha censurado la actitud de la oposición y ha asegurado que “vincular gobernabilidad y dimisiones es un error”.