Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Visto bueno ambiental a la mina de oro de Corcoesto

Edgewater admite que en el ecosistema de la zona se producirán alteraciones en la red de drenaje de las aguas superficiales

Antigüa explotación minera de Corcoesto
Antigüa explotación minera de Corcoesto

La polémica mina de oro que una multinacional canadiense pretende explotar a cielo abierto en Corcoesto (Cabana de Bergantiños) superó ayer el trámite ambiental pese a las críticas recibidas por el proyecto desde los colectivos ecologistas. La Consellería de Medio Ambiente aprobó la declaración de impacto ambiental del yacimiento promovido por Edgewater, una empresa con sede en Vancouver, imponiéndole a la firma la obligación de separar la explotación un mínimo de 140 metros del espacio natural protegido del río Anllóns. Los grupos contrarios a la mina aseguran que este paraje se verá afectado por las filtraciones de cianuro sódico, una compuesto muy corrosivo que utilizará la empresa para extraer el oro de Corcoesto.

Medio Ambiente sostiene que los requisitos incluidos en la declaración de impacto ambiental aprobada servirán para “salvaguardar” los valores naturales del área del río Anllóns “de posibles afecciones”. En un informe remitido por la multinacional a la Xunta, Edgewater admite que en el ecosistema de la zona se producirán alteraciones en la red de drenaje de las aguas superficiales, se emitirá polvo durante el triturado de la roca y se destruirá el suelo que ocupará la escombrera de la mina. El proyecto continúa ahora los trámites para ser aprobado por la Xunta.