El conflicto en la sanidad madrileña se ahonda con dos días más de huelga

Hospitales, llamados a parar el día 19 y centros de salud, Summa y servicios centrales, el 20 Afem desconvoca el paro de médicos de mañana pero su huelga indefinida continúa el lunes Victoria lamenta los nuevos paros y no les ve futuro porque se "sustentan en una mentira" El Gobierno regional acusa al Colegio de Médicos de “meter miedo a los madrileños”

Los médicos madrileños, en huelga indefinida de lunes a jueves, continuaron anoche su reivindicación con encierros en cerca de 200 centros de salud de toda la región y vigilias con velas.

Los trabajadores de la sanidad madrileña aseguran que no van a detenerse hasta conseguir la retirada del plan de privatizaciones del Gobierno regional. Los seis sindicatos de la mesa sectorial de sanidad, tanto los de clase (CC OO, UGT, CSIT-UP) como los profesionales (Satse, de enfermería; Amyts, de médicos, y Usae, de auxiliares de enfermería), han anunciado esta mañana la convocatoria de otras dos jornadas de huelga total, aunque esta vez han decidido dividirse: el 19 de diciembre pararán los hospitales públicos y el 20, la atención primaria (los más de 400 centros de salud y consultorios), el Summa (Servicio de Urgencia Médica de Madrid) y los servicios centrales de la Consejería de Sanidad.

Una pregunta diaria al consejero

Médicos y sanitarios del hospital de La Paz formularán entre el 10 y el 20 de diciembre una pregunta diaria al consejero de Sanidad para evitar conclusiones "erróneas" sobre los planes del Gobierno regional por "falta de información". Han bautizado a la campaña Queremos saber: Señor Fdez.-Lasquetty.

La pregunta diaria, según cuenta el blog La voz de HULP, se formulará a las once de la mañana desde las escaleras del hospital y será difundida a través de las redes sociales con las etiquetas #preguntaaLasquetty #sanidadsinlucroenlagestión. En total, tienen "10 preguntas muy simples sobre cuestiones que aún no han sido objeto de debate público".

Hoy, adelantan la primera: ¿Podría por favor confirmar que los nuevos hospitales de gestión privada tienen que dar beneficios a sus inversores?

Salvo que el Ejecutivo de Ignacio González dé marcha atrás y empiece a negociar con los profesionales, que no lo parece, estos dos paros volverán a coincidir con la huelga indefinida que mantienen desde el 26 de noviembre los médicos de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem). El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, entrevistado en RNE, esperaba a primera hora de la mañana que no se convocaran más huelgas porque "perjudican" a los pacientes y, a su juicio, están "absolutamente injustificadas". Ha insistido en que la "gestión privada de los centros sanitarios es menos costosa que la pública". Ya por la tarde, en la Asamblea de Madrid y mientras cientos de manifestantes se congregaban fuera, Fernández-Lasquetty ha asegurado que se dispone a "abrir un diálogo con cada jefe de servicio y responsable de enfermería" para buscar "juntos la solución para el ahorro que necesitamos", pero ha precisado que no paralizará el plan.

Una vez conocida la noticia de la nueva convocatoria, el portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, ha lamentado los nuevos paros convocados y no les ha dado mucho recorrido porque considera que se sustentan en una "mentira". Victoria ha arremetido además contra el Colegio de Médicos, al que ha acusado de “meter miedo a los madrileños sobre su salud”. Este colegio profesional, institución poco dada a las críticas en público que por primera vez lo ha criticado de forma contundente, ha señalado en un comunicado a la opinión pública su "enorme preocupación" por la situación que se está viviendo estos días en los hospitales y centros de salud de la región, "que no puede sino agravarse a lo largo de esta semana". La huelga, según el colegio, está llevando a la sanidad madrileña "a una situación insostenible, lo que en términos asistenciales entraña riesgo indudable para los pacientes".

Los médicos madrileños, en huelga indefinida de lunes a jueves, continuaron anoche su reivindicación con encierros en cerca de 200 centros de salud de toda la región y vigilias con velas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Victoria ha tildado de “gravísimo” este mensaje “subliminal” para tratar de “atemorizar” a los madrileños . Victoria considera que la queja del colectivo médico supone salirse de su papel para “asumir el papel sindical que no le corresponde” y cree que la convocatoria de nuevos paros ocasionará “un perjuicio muy grave a los madrileños”. Según Victoria, otra “mentira” es señalar que la calidad de los servicios va a empeorar “porque hay médicos que trabajan por la mañana en hospitales públicos , por la tarde, en privados” y “no dan un servicio peor”.

Más información
La sanidad madrileña mantiene el pulso en su tercer día de huelga
Madrid privatiza aún más la sanidad
La huelga sanitaria en Madrid deja la atención pediátrica en precario
Los médicos alertan: el conflicto está colapsando la sanidad
Los internautas dan las #graciasalasanidadpublica
Capio presiona a sus médicos para firmar una carta de apoyo
8.000 firmas de la atención primaria contra la privatización
“Hoy no se dona sangre en Sol”
Trasvase de directivos de la pública a la privada y al revés
La ‘marea blanca’ cierra la huelga con otra marcha multitudinaria en Madrid

El rechazo al plan del Gobierno regional es unánime: desde el Colegio de Médicos hasta los sindicatos en bloque, pasando por las sociedades científicas. Todos están en contra del llamado Plan de Garantías de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público, anunciado el 31 de octubre junto con los Presupuestos de 2013: supone un cambio radical del modelo sanitario, que avanza como nunca hacia la privatización de la prestación sanitaria, con el paso a la gestión privada de seis hospitales públicos y 27 centros de salud. Todo el sector sanitario público (75.000 trabajadores) está llamado hoy a la cuarta jornada de huelga.

Los seis sindicatos, al que se ha unido CSIF, han explicado esta mañana en rueda de prensa otras medidas que han acordado. Para empezar, esta tarde, a las cinco, se concentrarán frente a la Asamblea de Madrid, donde se celebra el pleno semanal, para protestar contra el plan sanitario. El próximo día 16 tienen previsto reeditar la exitosa marea blanca, con los mismos puntos de salida y la confluencia en la Puerta del Sol. Se inicia también otra campaña de recogida de firmas. Una de ellas tendrá por objeto una iniciativa legislativa popular (ILP) para pedir la retirada del proyecto. La otra pretende recusar al Gobierno regional.

Representantes de los sindicatos han asegurado que, a diferencia de lo que dice el Gobierno regional, no ha habido ningún contacto desde que se negociaron los servicios mínimos de la huelga de cuatro días que termina hoy. Según sus cálculos, basados en la plantilla actual en sanidad y el recorte en el capítulo de personal de los Presupuestos de 2013, los empleos que pueden perderse con la privatización de la gestión y otras medidas suman 8.000. "Los médicos son el colectivo que más está secundando la huelga", ha afirmado el secretario general del sindicato médico Amyts, Julián Ezquerra. "La primaria la ha secundado masivamente y en los hospitales, entre el 65% y el 70%. Ayer hubo un hospital en el que el 100% de los médicos pararon", ha añadido. Ezquerra ha insistido en que no protestan contra la sanidad privada, sino contra la cesión a empresas de la asistencia sanitaria pública.

Por su parte, Afem ha decidido desconvocar el paro para este jueves y retomar la movilización el lunes en una asamblea en el Colegio de Médicos de Madrid, cuyo gran anfiteatro, con capacidad para más de 500 personas, se ha llenado. Al ser mañana festivo, la huelga pasaría desapercibida —los servicios mínimos fijados son los de un festivo o domimgo— y seguiría incrementando el coste económico para los que la están secundando. Fuentes de la asociación han reiterado que su huelga es indefinida de lunes a jueves y se mantendrá hasta que se resuelva el conflicto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS