El Gobierno se escuda en sus informes jurídicos para abonar la extra navideña

El Ejecutivo decide hoy tras sopesar estudios que ratifican la legalidad del pago

La portavoz del Gobierno en funciones, Idoia Mendia, tras una de las últimas reuniones semanales del Ejecutivo.
La portavoz del Gobierno en funciones, Idoia Mendia, tras una de las últimas reuniones semanales del Ejecutivo.l. rico

El sí o el no definitivo llegará hoy en la reunión semanal del Consejo de Gobierno, después de sopesar los pros y los contras de una decisión que cuesta 208 millones de euros. Pero los consejeros y el lehendakari en funciones, Patxi López, acuden a la cita en la que debatirán sobre el abono de la paga extra de Navidad a los casi 70.000 funcionarios y empleados del Ejecutivo, sin prácticamente ningún argumento en contra de su abono.

Los informes jurídicos encargados por el Ejecutivo resultan concluyentes y van más allá de la duda razonable sobre la posibilidad de regatear un contenido determinado de un decreto Ley del Gobierno popular. Estos estudios no solo avalan el pago, sino que concluyen que el Ejecutivo debe afrontarlo para cumplir con sus obligaciones, en evidente contradicción con los que ha manejado la Diputación de Bizkaia. La institución foral no hará lo propio con sus 4.800 funcionarios y lo compensará adelantando la paga de junio de 2013.

Tras el anuncio que hizo Bizkaia adelantando que “por imperativo de España” no iba a abonar la extra, llegaron las declaraciones del PNV en el mismo sentido. Su presidente vizcaíno, Andoni Ortuzar, explicó que adelantando la paga de junio del próximo año a enero “solo se retrasa unos días” el abono y se evitan los indeseados efectos jurídicos que puede acarrear la decisión.

Ese es el principal punto de fricción a la hora de tomar la decisión en el Consejo de Gobierno de hoy. El Ejecutivo sopesa que el recorte viene empaquetado en un Real Decreto Ley y que la Administración central, a través del delegado del Gobierno, Carlos Urquijo, está presionando por carta a todas las instituciones con advertencias claras de las consecuencias legales que tendría vulnerar su contenido. Unas consecuencias que, según el PNV, podrían llegar incluso a la inhabilitación de quienes firmasen la orden librando la partida para los 70.000 funcionarios de la Administración vasca.

Los informes jurídicos que maneja el Gobierno avalan, sin embargo, la tesis de que la disposición que prohíbe el abono de la extra excede de las competencias del Estado, y, por tanto, puede ser recurrida ante el Tribunal Constitucional, precisamente aduciendo esa invasión de competencias.

Es una decisión que, por otra parte, el Gobierno vasco ha tomado ya en varias ocasiones. La última de ellas, que verá también hoy el Gabinete, es el caso del Real Decreto que fija las bases para establecer el importe máximo de financiación de las ortoprótesis, que será el mismo para todo el territorio nacional y supondrá una reducción del coste sanitario de unos 53 millones.

Ese contencioso se sumará a los ya abiertos entre ambos Ejecutivos, como el del copago farmacéutico y la atención a los inmigrantes, así como los relativos a otros recortes en Sanidad y Educación. También litigan las dos Administraciones en torno a las aportaciones a los fondos de pensiones Itzarri (de trabajadores dependientes del Gobierno vasco) y Elkarkidetza (para empleados de otras instituciones y sociedades públicas), además de las leyes que regulan los derechos de los transexuales.

Dos plenos en una semana

El Parlamento vasco celebrará dos plenos en el plazo de una semana. De momento, la sesión de hoy estará dedicada a la designación de los miembros de la Comisión Provisional de Incompatibilidades y en el pleno del próximo 3 de diciembre se aprobará el dictamen. Sin embargo, la importancia de esta sesión radicará en conocer la fecha en la que se desarrollará la sesión de investidura del próximo lehendakari, Iñigo Urkullu (PNV), que se produciría entre el 12 y el 14 de diciembre.

Fuentes nacionalistas han confirmado que la pretensión es que, para el 15 de diciembre, se pudiera conocer ya la conformación del nuevo Gobierno.

Teniendo en cuenta que, probablemente, Urkullu no obtenga en un primer pleno los votos necesarios para salir elegido por mayoría absoluta de la Cámara, se tendrá que celebrar una segunda sesión plenaria 24 horas después para ser investido en segunda vuelta con mayoría simple.

La previsión de los jeltzales sería que el sábado, día 15, Urkullu pudiera jurar su cargo como presidente del Gobierno vasco bajo el Árbol de Gernika. Ese mismo día, se podría conocer los nombres de los integrantes del nuevo Ejecutivo. Tras la sesión constitutiva de la Cámara vasca, la nueva Mesa, presidida por Bakartxo Tejeria, se reunirá hoy, por primera vez, para conocer la conformación los grupos parlamentarios, para lo que se contaba con un plazo de cinco días.

A su vez, la Mesa analizará la petición de EH Bildu para que se suspenda el concurso convocado para la contratación de 110 iPad destinados a los nuevos parlamentarios y a algunos asistentes y funcionarios de la Cámara. Es muy probable que la Mesa del Parlamento mantenga el criterio seguido por sus antecesores.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS